Nacho Pedrera, gerente del Circo Quirós
Nacho Pedrera, gerente del Circo Quirós - JOSÉ RAMÓN LADRA

«Si prohíben los circos, las familias haremos huelga de hambre en el Ayuntamiento»

El gerente del Quirós advierte de que iniciarán una escalada de protestas. Es el único circo con espectáculo de animales en Madrid. Emplea a 80 personas

MadridActualizado:

El itinerante Circo Quirós, con 102 años de historia, es el único que se mantiene en Madrid ofreciendo funciones con animales salvajes. 80 personas viven de este espectáculo que se mueve por la geografía española que se lo permite. Nueve son niños: dos, recién nacidos y el resto se maneja en una horquilla de entre 2 y 11 años. Todos ellos proceden de sagas circenses que les enseñaron este arte. 14 de sus trabajadores se dedican en exclusiva al cuidado y adiestramiento de los animales: siete leones, dos caballos, dos camellos, tres ponis y ocho loros. El elefante, los pingüinos, los leones marinos y las rapaces no están presentes este año, pues se han prestado a otros circos.

Nacho Pedrera es el gerente del Quirós y quiere alzar la voz para que se sepa que en su circo no se maltratan a los animales. «Otra cosa es que se haya producido en otros circos, pero aquí es impensable; no se puede meter a toda la gente en el mismo saco.Somos profesionales. El león se cría con su domador con un biberón. Los cuidados son máximos. De hecho, somos el sector que más controles pasa: veterinarios, ayuntamientos, comunidades autónomas, el Seprona,... Un zoo no tienen tantas inspecciones. Si hubieran detectado cualquier irregularidad, ¿no se habría sabido ya?», lanza desde su despacho móvil, asentado frente al centro comercial Islazul (Carabanchel).

Ataques constantes

Este hombre, que también es el portavoz de la Asociación de Circos Reunidos, amenaza con iniciar nuevas acciones de protesta para frenar las intenciones municipales. En 2017 bloquearon la Castellana con sus camiones e irrumpieron en el Pleno del Ayuntamiento para manifestarse en contra. «Volveremos a la carga. No vamos a dejar que Carmena nos deje sin trabajo. Nadie nos ha consultado nada. Si la ordenanza se aprueba, las familias haremos huelga de hambre en el Ayuntamiento», advierte. Pedrera muestra la ciudad ambulante que está a espaldas de la carpa principal, donde conviven familias en sus caravanas y animales en jaulas y espacios cercados. Revela, en el camino, que desde 2015, año en que Ahora Madrid llegó al Palacio de Cibeles, sufren un acoso constante por parte de los defensores de los animales.

El 16 de enero de 2017 , cinco animalistas resultaron detenidos por asaltar el circo en plena función; dejaron a un domador inconsciente tras agredirle. «Se nos meten este tipo de activistas por la noche para colocar cámaras ocultas. Les hemos pillado alguna vez in fraganti. Nunca han conseguido nada. No han podido grabar nada que acreditara su versión», comenta el responsable del circo.

Gran acogida

Pese a los vientos que soplan en contra, reconoce que siguen teniendo gran acogida por parte del público, sobre todo en Madrid, donde han tenido que prorrogar sus exhibiciones un mes más, hasta el 17 de febrero. Los sábados, los 986 asientos están llenos en cada una de las dos funciones. «Mucha gente nos da la enhorabuena por mantenernos», comenta.

Estas Navidades, más de 60.000 personas han comprado su entrada para ver los números de los animales y los payasos que ofrece el Quirós. «Cuando las instituciones plantean medidas así, no tienen un plan para los animales ni las personas que se dedican a ello. En México, donde se prohibieron, acabaron con un centenar de circos y más del 80% de sus animales, que acabaron en zoos o en refugios, murieron», sentencia mientras David, el domador de las leonas, se acerca a la jaula de las fieras. Ellas corren hacia el lugar donde él se encuentra y se disputan, entre ronroneos, las manos de su dueño, que se deshace en sus caricias.