Lazos amarillos colocados en la calle de Bravo Murillo
Lazos amarillos colocados en la calle de Bravo Murillo

Radicales independentistas inundan de lazos amarillos el barrio latino

La insignia del intento de referéndum ha aparecido en la calle de Bravo Murillo, junto a la plaza del Canal de Isabel II, en Tetuán

MADRIDActualizado:

La calle de Bravo Murillo, a la altura de la plaza del Canal de Isabel II, en el distrito de Tetuán, ha amanecido llena de lazos amarillos. Los radicales del barrio latino muestran, de esta forma, su «solidaridad con los presos políticos», como ellos mismos han indicado en redes sociales, mediante un mensaje que mezcla el castellano y el catalán. En el mismo demandan que nadie debe estar «en prisión por defender ideas democráticamente», en una especie de reivindicación para pedir la libertad de los golpistas del 1-O, cuando faltan menos de 10 días para que se celebre el primer aniversario del intento de referéndum de independencia que llevó a Puigdemont al exilio y a Junqueras, Sànchez, Cuixart y Romeva a prisión.

No es la primera vez que en la capital aparece el lazo amarillo, el gran símbolo de los independentistas. El domingo 20 de mayo la barandilla del estanque del lago de El Retiro fue la encargada de acoger esta insignia golpista. Los operarios del parque y los primeros visitantes fueron los encargados de denunciar esta acción anónima por redes sociales, con mensajes como: «Parece ser que los independentistas no tienen suficiente con ensuciar Cataluña que ahora también lo hacen en Madrid». Asimismo, bajo la etiqueta #OperacionRetiroChurros, pidieron colaboración a los madrileños para retirarlos.

El estanque de El Retiro, rodeado con lazos amarillos
El estanque de El Retiro, rodeado con lazos amarillos

En esta ocasión, los autores de la «hazaña» han recibido muestras de apoyo. «Los demócratas debemos encontrarnos. La defensa de los derechos civiles y la denuncia del franquismo enquistado en las instituciones del Estado nos interpela a todos», se puede leer en redes sociales, donde el mensaje más compartido es «Gracias, compañeros».

Democracia en Común parece ser la responsable de la colocación de los lazos amarillos. En su Twitter, decorado con la bandera de Cataluña y la republicana, se definen como «Pueblos y ciudadanía del Estado español unidos frente al autoritarismo. Por un frente común superador de la Constitución de 1978». Del mismo modo, según la descripción de su página web se trata de «una iniciativa que pretende aunar personas y colectivos de diferentes sensibilidades políticas frente a la escalada represiva en el Estado Español contra la población». ¿Su misión? Reivindicarse, porque «el grado de violencia ejercido sobre la gente el 1 de octubre» les impulsó a trabajar por una «reacción contundente de y desde la democracia» que, bajo su juicio, parece ser que es inundar Madrid de lazos amarillos.