Enrique Álvarez Conde (centro), acompañado de sus abogados a la salida del juzgado - GUILLERMO NAVARRO | Vídeo: Maratón de declaraciones en el caso Cifuentes ATLAS

Una profesora del máster denuncia nuevas presiones antes de la declaración de Cifuentes ante la juez

La expresidenta del tribunal, Alicia López de los Mozos, acusa a otra docente de amenazarla para reconocer su firma

MadridActualizado:

La primera de las jornadas clave en la instrucción sobre las presuntas irregularidades en el máster de Cristina Cifuentes, que comparece hoy, arrojó una nueva acusación y cierta decepción por la negativa del exdirector de los estudios a declarar. Enrique Álvarez Conde, imputado por falsedad documental y principal implicado del caso, se acogió a su derecho a no declarar bajo el paraguas de que no se han resuelto dos recursos planteados. Además, la presidenta del tribunal que supuestamente calificó a la expresidenta regional, Alicia López de los Mozos, acusó a su compañera Cecilia Rosado de amenazarla para que reconociese que firmó el acta falsificada. Todo, en una intensa jornada en la que Maite Feito Higueruela negó que, en su condición de asesora de Educación, presionase para atar los cabos sueltos.

La negativa de Álvarez Conde, exdirector del Instituto de Derecho Público de la URJC y del máster en Derecho Autonómico, pinchó la expectación generada sobre su comparecencia, habida cuenta de que aparece en varias piezas de la causa, relativas al caso de Cifuentes y el expediente académico de Pablo Casado, entre otros. Estaba citado a la una de la tarde en el Juzgado de Instrucción número 51 (Plaza de Castilla) y, como ante la juez Carmen Rodríguez Medel, guardó silencio ante los medios, tanto a la entrada como a la salida.

Sus únicas palabras ante la instructora, según fuentes jurídicas, fueron la lectura de un escrito en el que detalló que aclarará los hechos cuando se resuelvan los recursos abiertos: uno sobre su petición de que no se instruyera el caso de Cifuentes como una investigación general y, otro, por la petición de la expresidenta de pasar la causa al Tribunal Supremo por el aforamiento de Casado. Este recurso fue desestimado el lunes por la tarde.

La citación de Enrique Álvarez Conde se enmarcó en las 48 horas cruciales para la instrucción de la causa, con la declaración de otros cinco implicados en el primer día, entre ellos dos profesores que supuestamente dieron clase a Cifuentes y miembros del tribunal calificador. La primera en pasar por la sala fue Alicia López de los Mozos, con el testimonio más jugoso.

La expresidenta de la mesa, acusada de prevaricación administrativa, se ratificó de sus declaraciones anteriores, centradas en que aprobó a alumnos que no acudieron a clase –entre ellos Cristina Cifuentes–, y añadió que fue la profesora Cecilia Rosado, secretaria del tribunal, quien la amenazó para reconocer su firma en el acta del máster manipulada. Según recoge Efe, López de los Mozos explicó que Rosado le dijo que, si no lo hacía, ella diría que contaba con su autorización.

Cruce de acusaciones

Rosado, que fue quien presuntamente falsificó el acta que mostró Cifuentes para justificarse, también se acogió a su derecho de no declarar. En su citación anterior, sin embargo, aseguró que fue ella quien recibió las presiones, procedentes de Álvarez Conde y de una asesora del Gobierno regional, que acudió a la URJC cuando se destapó el escándalo. Era Feito Higueruelo, también citada ayer y que presuntamente espetó a la docente: «O arregláis esto o Cristina os mata».

La asesora de la consejería de Educación, que burló a los periodistas para no ser fotografiada ni hacer declaraciones, se centró en negar las supuestas amenazas, si bien reconoció que fue a la universidad en plena tormenta. Según aseguró su abogado, estuvo en la URJC, pero para preparar una comparecencia el día siguiente; si recibió llamadas del equipo de Cifuentes y de la funcionaria que modificó las notas (Amalia Calonge) de la expresidenta fue porque, en primer caso, era el «único nexo» del Ejecutivo regional con el centro y, segundo, porque era amiga de la implicada. «No es amiga de Cifuentes ni presionó a nadie», explicó a la salida del juzgado.

Cifuentes declara este martes

De la declaración de los profesores destaca la de Rodrigo Martín, que se desdijo de su testimonio anterior y negó haber calificado o examinado a la expresidenta regional. Cristina Cifuentes está citada hoy a las 9 horas.