Una de las pintadas aparecidas recientemente en los vagones de Metro
Una de las pintadas aparecidas recientemente en los vagones de Metro - Abc

La Policía Nacional reforzará la seguridad en el Metro tras la escalada violenta de los grafiteros

Delegación de Gobierno y Comunidad de Madrid acuerdan que el suburbano se persone en las denuncias contra este tipo de actos vandálicos

MadridActualizado:

La Policía Nacional reforzará las labores de vigilancia en el interior de Metro, con más agentes de la Brigada Móvil -también en la superficie- y un incremento del seguimiento a través de las cámaras de seguridad. «La Brigada Móvil de Policía Nacional va a tener un protagonismo mayor porque va a centralizar los trabajos de todas las unidades», ha explicado esta mañana el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, al término de la reunión mantenida con la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, para abordar la escalada violenta de los grafiteros y el de las okupaciones de viviendas públicas.

«Tras analizar los datos, hemos comprobado que Metro de Madrid es uno de los metros más seguros de Europa», ha sostenido Uribes, antes de añadir que, más allá de los últimos incidentes relacionados con los grafiteros, los hurtos siguen siendo el principal motivo de preocupación. El delegado ha anunciado la creación de una comisión de seguimiento junto a la Conserjería para tratar la seguridad en la red del suburbano.

En relación a los grafiteros, Delegación de Gobierno y Comunidad de Madrid han acordado que el suburbano se persone en las denuncias contra este tipo de actos vandálicos. «Al igual que ocurre con Renfe, hemos pedido que Metro se persone en las denuncias contra este tipo de actos para que haya sentencias más duras que sirvan así como elementos disuasorios», ha remarcado Uribes, convencido de que con estas medidas se detendrían muchos de los ataques.

Por su parte, la consejera de Transportes ha hecho especial hincapié en que las competencias de seguridad son única y exclusivamente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al tiempo que ha indicado un aumento del presupuesto en materia de seguridad privada, elevado este año en un 20 por ciento. Tras agradecer el esfuerzo de la Delegación «en nombre de los trabajadores y los pasajeros que utilizan esta red de transporte», Gonzalo ha querido mostrar su apoyo a los maquinistas de Metro que han tenido problemas en los últimos tiempos.

«Me gusta la letra y el sonido», ha incidido, en alusión a la propuesta de que los conductores sean considerados agentes de autoridad. «Evitaríamos las situaciones de indefensión que a veces han padecido, pero no es algo que dependa de mí. El conjunto de esa propuesta me parece extraordinaria pero son los grupos de la Asamblea los que tendrían que debatirlo en una Ley», ha concluido.

2.000 viviendas públicas okupadas

En el encuentro, las dos administraciones han acordado una nueva comisión de seguimiento para hacer frente al número de okupaciones en Madrid, con más de 2.000 viviendas públicas dependientes de la Comunidad de Madrid. Mientras Uribes ha destacado que afrontarán el asunto desde dos perspectivas (Por un lado, ayudar a las personas necesitadas que necesiten una casa; y, por otro, perseguir con mayor eficacia aquellos que usurpan pisos para cometer actividades delictivas»), Gonzalo ha recordado importancia de que 2.000 de las 5.000 casas okupadas sean de la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad, por lo que considera de vital importancia la ayuda de la Policía Nacional.