El Rey junto a Gallardón en el nuevo Salón de Plenos - EFe
AYUNTAMIENTO

Don Juan Carlos, en el nuevo Salón de Plenos de Cibeles

El Rey, muy contento con el retrato que Manuel Valdés le ha hecho, y que preside el plenario municipal

MADRID Actualizado:

El Rey Don Juan Carlos ha sido el primero en visitar de forma oficial el Salón de Plenos del Palacio de Cibeles. Un «miniparlamento» que, desde mañana, funcionará como plenario de la Corporación local. Presidiendo la sala, un retrato de Don Juan Carlos realizado por el artista valenciano Manuel Valdés. Según explicó posteriormente el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, al Rey le ha gustado mucho el cuadro.

El Monarca saludó a la Corporación municipal, y con posterioridad departió con un grupo de funcionarios elegidos por sorteo de entre todo el personal del Ayuntamiento, un grupo en el que había desde altos cargos a secretarias, conserjes y técnicos. También estuvieron presentes varios de los cronistas de la Villa, entre ellos Mayte Alcaraz, Pedro Montiliu, Ángel del Río, Antonio Castro o Enrique Aguinaga.

Tras descubrir una placa en recuerdo del acto, Don Juan Carlos escuchó unas palabras del alcalde, en las que enfatizó cómo «con el aliento de la Corona, Madird ha bía sabido vencer muchas dificultades». El regidor recordó cómo el edificio que ahora es sede municipal, el Palacio de cibeles, fue inaugurado hace algo más de un siglo por el abuelo del actual Monarca, Alfonso XIII. E insistió en destacar la «legitimidad democrática y constitucional de la Corona».

Don Juan Carlos también charló con algunas concejales de la oposición, como Milagros Hernández (IU) y Carmen Sánchez Carazo (PSOE), quienes le informaron sobre la ubicación de los despachos de la oposición, «en otro edificio, que no es este», lo que dio lugar a alguna broma del Rey.

Tras la marcha del Rey, los concejales aprovecharon para visitar el que, desde mañana, será su nuevo Salón de Plenos, un pequeño parlamento con sistema de votación electrónica, contador de tiempos, y un atril que sube y baja para adaptarse a la altura de quien intervenga ante él. Muchos funcionarios tampoco resistieron la curiosidad de ver la nueva Sala de Plenos, dotada de luz natural y rodeada de cuatro plantas donde se instalarán la prensa y el público que acuda al pleno.

El centro de todos los comentarios fue el cuadro de Manuel Valdés, un enorme óleo de 2,50 metros de alto por 1,90 de ancho, realizado con técnica de collage, que a nadie dejó indiferente: o les encantó o les defraudó.