Intento frustrado de desalojo de la casa Okupa «La Ingobernable» el pasado mes de junio
Intento frustrado de desalojo de la casa Okupa «La Ingobernable» el pasado mes de junio - GUILLERMO NAVARRO

Los okupas de La Ingobernable acusan al Gobierno de Carmena de caer en la «corrupción»

La alcaldesa dio plantón al colectivo del Patio Maravillas este martes, cuando la habían pedido reunirse con ella para poder quedarse en el edificio tomado desde mayo de 2017

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los okupas de La Ingobernable se han enfadado con el Gobierno de Manuela Carmena. No les hacen caso. Este martes habían pedido una reunión con la propia alcaldesa para formalizar su estancia en el edificio tomado desde mayo de 2017 en el paseo del Prado, 30, esquina con la calle Gobernador, pero nadie de la Administración acudió para atenderles. Algunos de sus integrantes reprobaron el gesto y llegaron a acusar al actual Ayuntamiento de formar parte de «la corrupción» por acordar una indemnización millonaria a la Fundación Emilio Ambasz.

«No entendemos cómo se puede indemnizar un regalo a 75 años sin investigación de cómo se ha hecho», comentaba uno de los okupas, como se puede ver en el vídeo colgado en su página web. «Nos da la sensación de que obedece a las dinámicas de corrupción y neoliberales que se dan en esta ciudad todos los días», continuaba.

El Ayuntamiento de Madrid anunció la semana pasada tras los acuerdos adoptados en Junta de Gobierno que se estaba trabajando en un plan de usos para este edificio de titularidad municipal. Fue en el mismo momento en que trasladó que se iba a pagar a la Fundación Emilio Ambasz, por mutuo acuerdo, 1,4 millones de euros por romper el convenio que permitía la construcción de su museo en este edificio público. La portavoz, Rita Maestre, reveló que allí se ubicaría la Biblioteca de Mujeres Marisa Mediavilla, una decisión a la que se oponen los okupas que antes se hacían llamar El Patio Maravillas y también el sector de Ganemos de Ahora Madrid (Montserrat Galcerán y Pablo Carmona).

Pablo Carmona retuiteaba el siguiente tuit:

El Ayuntamiento no se ha referido en ningún momento al hecho de que este nuevo plan de usos implique la salida de La Ingobernable. Todo lo contrario. Como dejó entrever Maestre, ya existe normativa municipal (a través de la ordenanza de Cooperación Público Social) para que este colectivo pueda solicitar el uso del espacio. Hizo referencia a que Botella entregó otros edificios al tejido asociativo de forma «discrecional», «sin vía reguladora». «Todo lo que se haga en ese plan de usos será acorde a las ordenanzas municipales», dijo entonces.