Manuela Carmena, junto a Cristóbal Montoro, en una reunión reciente
Manuela Carmena, junto a Cristóbal Montoro, en una reunión reciente - ISABEL PERMUY

El Ministerio de Hacienda desmonta la amortización de deuda de Carmena

El Ayuntamiento está obligado a cubrir el pasivo por no ejecutar parte de las inversiones financieramente sostenibles

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid presumió ayer de la amortización de cerca de 923 millones de euros de la deuda de la capital. La cuantiosa cifra, sin embargo, esconde la obligación del Ministerio de Hacienda a todas las entidades locales de cubrir el pasivo cuando tengan superávit en sus cuentas y ese remanente no se destine a Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS). Dado que el Gobierno de Manuela Carmena ha dejado sin ejecutar una parte importante de estas inversiones, no ha tenido otra salida que acatar las instrucciones de Cristóbal Montoro.

El incumplimiento de las IFS, crítica unánime de todos los grupos de la oposición en Cibeles, es un elemento fundamental en la reducción de deuda presentada. La Ley de Estabilidad Presupuestaria establece desde 2012 que todos los ayuntamientos con excedente que no sobrepasen el máximo de deuda tienen dos opciones: o destinar ese remanente a inversiones sostenibles o pagar lo adeudado.

Lo cierto es que la considerable amortización de los últimos años remite en gran parte al imperativo de Montoro, que afectó tanto a la corporación de Ana Botella como a la de Carmena. Según datos del Consistorio, a 31 de diciembre de 2012 la deuda de Madrid era de 6.667,51 millones de euros, y de 3.696,37 millones en la misma fecha de este año. Aunque el Gobierno de Ahora Madrid no hizo alusión alguna a la repercusión del techo de gasto en la reducción, sí destacó que desde su llegada a Cibeles la deuda se ha disminuido en 1.793 millones, el 32% de la existente en junio de 2015.

Uno de los requisitos de Hacienda para dedicar el dinero sobrante a las inversiones es que se ejecuten en el mismo ejercicio durante el que fueron aprobadas. Además, el ministerio obliga a que los proyectos en cuestión tengan una vida útil superior a cinco años como mínimo, que estén debidamente justificados y que no incrementen en ningún caso el presupuesto anual.

El área de Economía y Hacienda, que dirige Carlos Sánchez Mato, destinó en 2016 un total de 207,5 millones de euros para la realización de 479 propuestas. Como publicó ABC, hasta cuatro distritos de la capital no conocían ninguna de las inversiones planteadas hace poco más de dos meses. La ejecución en Salamanca, con 9 proyectos; Usera, con 17; Ciudad Lineal, con 15; y San Blas-Canillejas, con 31, era del 0% en esa fecha. Entonces, el Consistorio aseguró que el porcentaje ya superaba el 51%, una cifra superior al 21,9% del año anterior. Si bien no se han vuelto a publicar cifras sobre la ejecución de las inversiones sostenibles –se harán en los próximos días, según fuentes municipales–, Sánchez Mato admitió en la comisión del ramo del mes de noviembre que sólo alcanzarían a cubrir el 61%.

Rechazo de Podemos

Esta amortización, no obstante, no se sufraga exclusivamente con las inversiones sostenibles no ejecutadas, sino también de otras partidas no cumplidas dentro de las cuentas del Ayuntamiento, aunque en este caso no hay obligación de Hacienda. Así lo reconoció la portavoz municipal, Rita Maestre, cuando aseguró en su perfil de Twitter que se destinaría el remanente del presupuesto de refugiados no utilizado a pagar más deuda o más IFS. En ese sentido, como informó este diario, hasta 123 partidas de las cuentas de 2016 fueron copiadas literalmente en las de 2017, aún sin aprobar por la negativa del grupo municipal socialista. De hecho, uno de los pilares del rechazo del PSOE es la escasa ejecución del presupuesto, para lo que, en principio, han acordado un calendario.

La publicación de Maestre descubrió, además, las profundas reticencias de Podemos no solo a la ley de Montoro, sino también a la intención de Ahora Madrid (formación en la que participa) de acogerse a ella y amortizar más deuda. Después de que la portavoz hiciese el anuncio tras una entrevista con Servimedia, el diputado de la formación morada en la Asamblea, Isidro López, le reprochó su política. «A pagar deuda con los remanentes nos obliga la ley Montoro que rechazamos la semana pasada. Borra esta bobada, anda», reprobó López.