Procesión de la Virgen de La Almudena
Procesión de la Virgen de La Almudena - EFE

Madrid vive los días grandes de su patrona, la Virgen de La Almudena

Los actos en su honor arrancan hoy con una gran ofrenda floral frente a la Catedral

MadridActualizado:

Las leyendas cuentan que la primitiva imagen de la Virgen de La Almudena llegó a España con el Apóstol Santiago cuando vino a predicar el Evangelio. Las mismas señalan que pudo haber sido pintada por San Lucas y que, incluso, la talló Nicodemo. Relatos de un pasado muy remoto que dan color a la historia del fervoroso sentimiento que los madrileños profesan a la que siempre ha sido su Patrona. Mañana se celebra su día grande en la capital, recordando el 9 de noviembre del año 1085 cuando, durante una procesión encabezada por el rey Alfonso VI tras la conquista de Madrid, se derrumbó un trozo de muralla –la que cercaba la antigua «al-mudayna» árabe de quien toma su nombre– y apareció la Virgen con dos cirios encendidos. La tradición asegura que fue escondida así en siglo VIII, ante la inminente invasión musulmana.

Fue el fuego, precisamente, el que destruyó según algunas fuentes esa talla primitiva en tiempos de Enrique IV (1425-1474). La actual, venerada por el pueblo de Madrid desde finales del siglo XV, se atribuye al maestro Diego Copín de Holanda –o al menos a su taller–, célebre por sus obras en la Catedral de Toledo. De madera de pino dorada y policromada, sostiene al Niño en sus brazos. Mañana procesionará por las calles del centro de Madrid, tras la misa mayor que presidirá el cardenal Osoro y concelebrarán los obispos auxiliares, los vicarios episcopales y numerosos presbíteros. En ella, un año más, el Ayuntamiento renovará el Voto de Villa ante la Virgen.

La Catedral, epicentro de las celebraciones en el marco del Año Jubilar Mariano, celebra este año el 25 aniversario de su consagración. Abrirá sus puertas desde las 8.30 hasta las 21 horas. Mañana, habrá misas a las 9, 10, 12, 17, 18, 19 y 20 horas, y en la cripta de la Almudena a las 10.30, 11.30, 12.30, 13.30, 17.30, 18.30 y 19.30 horas. La talla llegará a la Plaza Mayor a hombros de los costaleros de la Hermandad de Jesús el Pobre y regresará en andas al templo catedralicio para continuar con las ofrendas florales. Este acto se repetirá hasta el domingo para que todos aquellos que lo deseen honren a la Virgen con sus ramos.

Recogida solidaria de alimentos

La Archidiócesis de Madrid ha informado de que este año también se recogerán alimentos no perecederos. Todo lo recaudado durante estas cuatro jornadas será donado a los comedores sociales que atienden distintas parroquias de Madrid.

Está previsto que hoy acudan a llevar su ofrenda a la Virgen alumnos de centros educativos de Madrid que, además del saludo del cardenal Osoro, se llevarán un «pequeño detalle» de esta festividad religiosa. Mañana, antes de que la imagen de La Almudena regrese a la Catedral, las casas regionales y los grupos tradicionales de Madrid harán su particular homenaje a la Patrona. El sábado a mediodía se celebrará una Eucaristía en la catedral y, después, se rezará la sabatina ante la imagen de la Virgen en la plaza de la Almudena.

En todos los actos programados participan activamente los miembros de la Real Esclavitud de Santa María la Real de La Almudena. Una congregación, fundada en el año 1640 por el rey Felipe IV, cuya intervención fue determinante para que Alfonso XII y a la Reina Mercedes influyeran en la construcción de la Catedral, intercediendo ante el obispo de Toledo para que diera su permiso. Además de cuidar el altar de la Virgen con esmero, durante todo el año, la Real Esclavitud tiene entre sus compromisos acompañar a la imagen a todos los lugares de Madrid donde se solicite su presencia.