Las sepulturas se encuentran flanqueadas por 400 columnas de estilo neorrománico
Las sepulturas se encuentran flanqueadas por 400 columnas de estilo neorrománico - Ernesto Agudo

Cripta de la Almudena, un mausoleo de gran abolengo

Bajo la Catedral de Madrid descansan desde 1911 los restos de 1.500 almas de la aristocracia y la burguesía

MadridActualizado:

La Almudena pudo ser la catedral gótica que los madrileños soñaron siempre con tener y no pudieron. Llevaban siglos queriendo mostrar al mundo una –desde tiempos de Carlos I y Felipe III– pero el arzobispado de Toledo, a cuya diócesis pertenecía la ciudad hasta su independencia, siempre se opuso. Cuando Alfonso XII confió el deseo de que Madrid tuviera un templo catedralicio digno de la capital de España a Francisco de Cubas –marqués de Cubas–, este le respondió con un proyecto sorprendente. El arquitecto –y alcalde de Madrid– quiso hacer sombra a las de Burgos, León, Toledo o Sevilla con un edificio neogótico de dimensiones colosales.

La construcción comenzó precisamente por la cripta –de estilo neorrománico– y es la única parte original de los planes del marqués que se llevó a cabo. En ella descansa para siempre junto a otros destacados miembros de la aristocracia en compañía de unas 1.500 almas más bajo la protección de la patrona de Madrid, la Virgen de La Almudena. La burguesía ha elegido este templo, ahora en boca de todos, como panteón eterno desde 1911.

Panteón de los marqueses de Urquijo, en la cripta de la Almudena
Panteón de los marqueses de Urquijo, en la cripta de la Almudena - Ernesto Agudo

Los nietos de Francisco Franco han expresado recientemente su voluntad de trasladar allí los restos del dictador en el caso de que se lleve a cabo su exhumación del Valle de los Caídos. El espacio acoge ya las cenizas de su hija, Carmen Franco Polo, y de su marido, Cristóbal Martínez-Bordiú, marqués de Villaverde. La familia aún dispone de una sepultura que podría albergar cuatro cuerpos más. Curiosidades de la Historia, fue precisamente el franquismo el que sentenció el proyecto neogótico de Cubas. La Guerra Civil y la posterior falta de recursos derivaron en un nuevo proyecto neoclásico que ganaron por concurso Carlos Sidro y Fernando Chueca, más parecido al cercano Palacio Real.

Las generosas donaciones que se pagan para reservar una sepultura en este lugar sirvieron, en gran medida, para sufragar el abultado coste de las obras de la catedral. El 15 de junio de 1993 Juan Pablo II la consagró sin estar aún totalmente acabada. Todavía hoy existe la posibilidad de acceder a alguno de los columbarios libres por cantidades que rondan los 10.000 euros. Un dinero, que según explican desde la Catedral, supone una contribución desinteresada para el mantenimiento del templo y la cripta.

En ella están los marqueses de San Juan, los condes de Santa María de Sisla, los de San Esteban de Cañongo o los de Bustorredondo, entre otros destacados miembros de la nobleza española. Altezas reales, infantes de España y príncipes –entre ellos los de Baviera– cuentan con sepulcros en las naves de la cripta. A los turistas y curiosos que quieran acceder a ella también se les pide una «voluntad» de 1 o 2 euros para la iluminación que permite ver las 20 capillas que la rodean. Algunas de ellas destacan por su profusa decoración. La de los marqueses de Urquijo –cuyo asesinato ocupa una de las páginas más negras de la Historia– atrae las miradas por su grandiosidad.

Sepultura del dueño de los Recreativos Franco
Sepultura del dueño de los Recreativos Franco- E. Agudo

Altos directivos del mundo de la empresa también encontraron el descanso eterno aquí, como el dueño de los célebres Recreativos Franco, Joaquín Franco Muñoz, o José Luis Díaz Martínez, director general de Seguros Santa Lucía. Entre los enterrados hay un joven que murió en los atentados del 11 de marzo de 2004.

La posible llegada de los restos de Franco no ha alterado todavía la tranquilidad que se respira en este espectacular espacio, al que se accede desde la calle Mayor en su bajada hacia la Cuesta de la Vega. Soportada sobre 400 imponentes columnas, también es sede de la parroquia de Santa María la Real de la Almudena.

Este enorme mausoleo es uno de los más espectaculares de España y no sólo por el volumen de enterramientos que acoge. En esta cripta se pueden ver algunos de los mejores ejemplos de arte funerario, entre ellos algunos relieves de Mariano Benlliure o las vidrieras de Jules Pierre Maumejean, presentes en otras catedrales españolas como la de Burgos o Sevilla. La obra más preciada es la Virgen de la Flor de Lis, una pintura que data de 1085, la representación mariana más antigua que se conserva en Madrid.