Ignacio González, durante su comparecencia en el Congreso por la presunta financiación ilegal del PP
Ignacio González, durante su comparecencia en el Congreso por la presunta financiación ilegal del PP - Jaime García

El juez da vía libre para que Ignacio González se reincorpore al Ayuntamiento

El expresidente de la Comunidad, investigado por corrupción, solicitó la vuelta a su puesto de trabajo. El Consistorio tiene hasta octubre para asignarle un destino

MADRIDActualizado:

El juez que investiga el caso Lezo, Manuel García Castellón, no aprecia ningún obstáculo para que Ignacio González vuelva a su puesto de trabajo en el Ayuntamiento de Madrid, como ha solicitado el expresidente de la Comunidad de Madrid. El magistrado asegura que no existe ninguna inhabilitación o suspensión de cargo público contra González, que está siendo investigado por corrupción en el caso Lezo pero no ha sido aún juzgado ni condenado.

En un auto dictado el lunes, 17 de septiembre, el magistrado de la Audiencia Nacional responde a una pregunta del Consistorio de Manuela Carmena a través de la dirección general de planificación de personal, cursada el pasado 20 de agosto. García Castellón asegura que « no se ha adoptado ninguna medida cautelar que le inhabilite (a Ignacio González) o suspenda para el ejercicio de la función pública».

Auto del juez al que ha tenido acceso ABC
Auto del juez al que ha tenido acceso ABC

Con esta información, la pelota está en el tejado del Ayuntamiento, que aparentemente no puede impedir la vuelta del expresidente madrileño al puesto de trabajo que dejó en 1996, al pedir una excedencia para dedicarse a su carrera política. Tras negar cualquier obstáculo, el juez manifiesta que debe ser el Consistorio quien «adopte la decisión pertinente» según la legislación se funcionarios públicos que sea aplicable.

Ignacio González se encuentra imputado en el caso Lezo, que investiga una supuesta trama de corrupción que anidó en el Canal de Isabel II, la poderosa empresa que gestiona las aguas madrileñas. Los investigadores consideran al expresidente madrileño el cabecilla de un entramado que se enriqueció irregularmente a costa de la empresa pública, mediante comisiones.

El expresidente madrileño, la mano derecha de Esperanza Aguirre durante su etapa en la Comunidad de Madrid, permaneció en prisión de forma preventiva desde el mes de abril de 2017 a noviembre del mismo año. El magistrado le mantuvo encarcelado durante ese tiempo para evitar que se fugase, destruyese pruebas o entorpeciera la causa.

Tres meses de plazo para asignar su puesto

Por su parte, el Ayuntamiento al constatar que no existe ningún impedimento para la reincorporación de González, el departamento de recursos humanos estudia ahora la disponibilidad de las plazas y le asignará un puesto conforme a su categoría. Según han explicado fuentes municipales a ABC, el Consistorio tiene un plazo de tres meses desde que el expresidente hizo su petición de reincoporarse a finales del pasado julio. Por lo tanto, tal y como consta en el Estatuto Básico del Empleado Público, el Ayuntamiento tendrá que confirmar su destino antes de que finalice octubre.