En la imagen, el detenido por la Policía Nacional, que se sumó a la persecución de la Guardia Civil
En la imagen, el detenido por la Policía Nacional, que se sumó a la persecución de la Guardia Civil

Investigan si el autor del robo de un coche con una pareja dentro quiso abusar de la joven

El sujeto, muy peligroso, golpeó en la cabeza con una pistola al dueño, lo encerró en el maletero y con sus cordones maniató a la chica. Un control de alcoholemia frustró sus planes

MadridActualizado:

De traca. Un peligroso delincuente de 21 años, con un amplio historial delictivo robó a punta de pistola la madrugada del sábado (1.30 horas) un coche con sus ocupantes dentro: una pareja joven en la localidad de Getafe.

Tras golpear en la cabeza al conductor, de su misma edad, I. R., le introdujo en el mateletero del vehículo: un Ford Fiesta. Una vez neutralizado, con los cordones del calzado de la víctima que se encargó de arrebatarle, maniató a la mujer, de 20 años, que estaba en el asiento del copiloto. Poco después, con los retenidos, emprendió la marcha rumbo desconocido. Se sospecha que, además la sustracción del coche, quería agredir sexualmente a la chica, un extremo que está siendo investigado.

Sin embargo, sus expectativas duraron poco. Un control de alcoholemia instalado por la Guardia Civil de Tráfico en el kilómetro 21 de la A-42 (carretera de Toledo), en el municipio getafense frustró sus planes, direccion salida de Madrid. El sujeto apagó las luces y, aceleró, tratando de embestir los coches policiales y atropellar a los agentes para evitar que le descubrieran.

De inmediato se inició una persecución en el que el temerario conductor trató de expulsar a los agentes del Instituto Armado. Él se golpeó contra un bordillo. A pesar de ello, no cesó en su fuga, huyendo campo a través hasta que reventó una rueda. Cuando el Ford Fiesta no dio más de sí, averiado, el temerario individuo, de nacionalidad rumana, se marchó, huyendo a pie con el arma de fuego. Estaban en el polígono Parla Natura.

El malhechor cruzó la autovía por un puente hasta llegar a una gasolinera. Un coche patrulla de la Policía Nacional de esta segunda población que oyó disparos, acudió en apoyo de la Guardia Civil. El sujeto se había ocultado en una gasolinera y había tirado la pistola, que resultó ser simulada. Fue arrestado por los primeros que también recuperaron el arma.

El sujeto ha ingresado en prisión. Tiene nueve antecedentes por robo con fuerza, violencia, amenazas y agresión sexual

Mientras, los agentes de la Benemérita descubrieron al dueño del vehículo en el maletero y a su acompañante. Ambos, españoles, explicaron que no conocían de nada al hombre que les había secuestrado en el casco urbano de Getafe. Fueron trasladados al hospital.

El detenido, que ayer pasó a disposición judicial, ingresó en prisión provisional. Se le acusa de los delitos de robo de vehículo con violencia e intimidación, detención ilegal, resistencia y desobediencia grave, atentado a agentes de la autoridad y conducción temeraria.

Cuenta con nueve antecedentes, entre ellos robo con fuerza y con violencia, así como amenzadas y agresión sexual. Ya comenzó a delinquir siendo menor de edad.

Los investigadores creen que el móvil principal del arrestado fue el robo del vehículo, aunque no descartan que pretendiera también agredir sexualmente a la mujer.