Los vecinos, este domingo, durante la protesta en el parque Prado Ovejero
Los vecinos, este domingo, durante la protesta en el parque Prado Ovejero - ABC

Indignación vecinal por el macrofestival de techno en Móstoles: «No vamos a pegar ojo»

Cientos de personas protestaron este viernes por el evento Amanecer Bailando, previsto para el próximo fin de semana

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Vecinos, ecologistas y partidos de Móstoles, algunos en el Gobierno municipal y otros de la oposición, se manifestaron este jueves a las puertas del Parque Prado Ovejero para exigir nuevamente al PSOE que el Festival Amanecer Bailando no se celebre allí. Los problemas, su ubicación en un espacio verde y su proximidad con las viviendas, a apenas cien metros. «No vamos a pegar ojo», denuncian.

Tanto PP (en la oposición) como Ganar Móstoles (socios del PSOE en el Gobierno) compartieron espacio desde las siete de la tarde con los vecinos y la plataforma Ecologistas en Acción. La comitiva, formadas por cientos de personas, partió del parque Prado Ovejero y discurrió hasta la Plaza del Pradillo, junto al Ayuntamiento.

Como ha informado ABC, este festival ha desatado una enorme polémica por la proximidad del escenario con las casas. Pero no solo eso; la seguridad está en entredicho como demuestran los informes de Bomberos y Protección Civil, que ven deficiencias en el dispositivo. La situación ha llegado a tal punto de que la relación entre los dos partidos que gobiernan el municipio está más deteriorada que nunca, con posiciones antagónicas en esta cuestión.

La presión vecinal y ecologista ya logró el pasado 26 de julio que el Consistorio cancelara el evento en el parque natural de El Soto, localización en la que estaba anunciado inicialmente el festival. Ahora, pretenden repetir en este otro parque por la proximidad de las viviendas con el parque. Los vecinos insisten en que el Prado Ovejero es «bastante peor» localización para un concierto que El Soto, ya que «está en una especie de colina que expande el ruido» y «hay unas pendientes de 15 metros que no ofrecen seguridad», además de «la inseguridad del puente de la entrada al parque».

Además, esta ubicación tampoco convence a las organizaciones ecologistas ya que consideran que un parque «no es el sitio idóneo para acoger un macrofestival» y que está «muy próximo a las viviendas tanto de Móstoles como de Alcorcón y no muy alejado de un hospital, el Rey Juan Carlos». La portavoz de Ecologistas en Acción, Sole Pacho, ha asegurado que con esta nueva manifestación pretenden «seguir demostrando que una parte importante del municipio no ve conveniente la ubicación de este macrofestival con más de 20.000 personas».

Pese al anuncio de esta manifestación, los organizadores del Festival anunciaron este sábado que ya habían comenzado esta semana con el montaje de los cuatro escenarios y la zona de actividades multidisciplinares, ya que, recalcan, «cuentan con el apoyo del Ayuntamiento».

Políticos «con los vecinos»

«Vamos a seguir al lado de los vecinos», ha recalcado el PP, que asegura que en la última reunión Comisión de Seguimiento y Trabajo sobre el Festival, celebrada el pasado miércoles, el PSOE insistió en que el Prado Ovejero contaba con «todos los permisos pertinentes» para la celebración del evento. Por su parte, desde Ganar Móstoles coinciden en criticar el fondo y, sobre todo, las formas utilizadas por la alcaldesa Noelia Posse para aprobar la celebración del Festival en el parque, que se hizo mediante un decreto de Alcaldía el pasado 16 de agosto «a espaldas de Ganar Móstoles, sus socios de Gobierno».