Los escenarios de la Final de la Champions League 2019
Los escenarios de la Final de la Champions League 2019 - ABC

La Final de la Champions será declarada de interés general, con cuatro días de celebración

Las «Fan Zones» se instalarán en Felipe II y en Colón, y se organizará un festival en Callao, Sol y Plaza Mayor

MADRIDActualizado:

Madrid acogerá a cerca de medio millón de aficionados de los dos mejores clubes de Europa que consigan clasificarse para la final de laUEFA Champions League, que se celebrará el próximo 1 de junio de 2019 en el estadio Wanda Metropolitano. Con el objetivo de preparar la capital para un evento de tal magnitud, Ahora Madrid y PSOE elevarán al pleno municipal del próximo miércoles una proposición para que esta fiesta y sus días previos se declaren de «especial significación ciudadana e interés general para la ciudad».

Al igual que ya ocurre con la semana de las celebraciones del Orgullo, que obtuvo esta clasificación en junio de 2016, se pretende ahora que el Ayuntamiento autorice la «modificación» o «suspensión» de los niveles máximos de ruido contemplados en la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica (OPCAT), para que las entidades organizadoras puedan desarrollar «sin afecciones negativas» las distintas actividades programadas.

En el caso del Orgullo, la medida fue aprobada tres días antes de la manifestación con los votos a favor de los grupos municipales Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, y la abstención del Partido Popular. Querían evitar la lluvia de sanciones por incumplir la normativa, como había ocurrido en ediciones anteriores: sólo en 2015 se recaudaron más de 180.000 euros en multas. Esta nueva iniciativa conjunta previsiblemente también saldrá adelante, ya que ambos grupos municipales cuentan con mayoría en el hemiciclo del Palacio de Cibeles.

Última vez, en el Bernabéu

Hace ocho años que no se celebra un partido de esta categoría en la capital, ya que la última vez fue en 2010, en el estadio Santiago Bernabéu. Se trata de un evento de gran impacto, tanto en términos de imagen como económicos para la ciudad anfitriona: la UEFA cuantifica entre 40 y 50 millones de euros los ingresos generados en cada una de las últimas cinco finales. Por ello, para poder postularse como sede candidata para la final, la Real Federación de Fútbol y el Atléticopidieron el apoyo del Consistorio en abril del año pasado. Cinco meses después, el 20 de septiembre de 2017, la UEFA confirmaba a Madrid como lugar donde disputar el encuentro.

Entre los compromisos adquiridos por la ciudad de acogida, según se especificaba en las bases de la licitación, el Ayuntamiento tenía que decorar los lugares clave de la capital con la marca del evento y facilitar la organización del «Champions Festival» y las «Fan Zones».

Del grupo de trabajo que se creó a partir de entonces con las áreas de gobierno y los distritos (Centro, Salamanca y San Blas-Canillejas) implicados, se acordó que en la plaza de Colón y la de Felipe II se instalarían los lugares de encuentro de los aficionados de los equipos finalistas el día del partido. Ambas se encuentran en el distrito de Salamanca, a unos diez kilómetros de distancia del estadio, y a 1 kilómetro y medio de separación entre ellas.

La intención de la proposición no es sólo blindar la celebración de la final, sino también de los dos días previos y el siguiente, es decir, que las excepciones con respecto al ruido se extiendan desde el jueves 30 de mayo al domingo 2 de junio de 2019. Durante estos cuatro días se instalarán los escenarios para actuaciones musicales; un pequeño campo de fútbol para que distintos colectivos como escuelas deportivas y otras asociaciones organicen partidos; y las carpas de los patrocinadores, entre otros elementos.

Todo ello se situará en torno a la Plaza Mayor, la Puerta del Sol y la plaza del Callao, además de las calles que unen estos tres enclaves del distrito Centro: la calle de la Sal, Postas, Mayor (entre la plaza de la Villa y la Puerta del Sol), Preciados (entre la Puerta del Sol y la plaza del Callao), Carmen, Postigo de San Martín, San Martín y Bordadores. Según argumentan en la proposición, se seleccionaron estos lugares «siguiendo las recomendaciones de la Coordinación General de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, y con el visto bueno de la Dirección General de Intervención en el Paisaje Urbano y el Patrimonio Cultural, así como de la Asociaciones de Amigos del IV Centenario de la Plaza Mayor y de Hosteleros de la Plaza Mayor».