Un usuario se topa con el centro Fuente del Berro clausurado
Un usuario se topa con el centro Fuente del Berro clausurado - Guillermo Navarro

Los empleados de Fuente del Berro se quedan en la calle

El Ayuntamiento amplía el cierre del centro hasta principios de 2019

MadridActualizado:

Los 19 trabajadores de Fuente del Berro que llevan sin cobrar las nóminas desde mayo se quedarán en la calle hoy mismo por tiempo indefinido. El Ayuntamiento informó ayer, mediante un comunicado, que resolvía el contrato con la empresa adjudicataria del servicio, Fuente del Berro S. L. «tras el abandono del servicio». Indicaban en el escrito que mantendrían el empleo de los máximos afectados, los trabajadores, pero a su vez detallaban que clausuraban la instalación hasta principios de 2019 para reparar las deficiencias técnicas y adecuar las instalaciones.

«El motivo de la actuación municipal es que durante los últimos meses se ha producido un deterioro progresivo en el mantenimiento y conservación obligatorios que debía haber cumplido la empresa adjudicataria, y que se han agudizado en los últimos cuatro meses, coincidiendo en el tiempo con los impagos a personas que trabajan en el centro», señalaban desde la Junta Municipal del Distrito Salamanca que dirige Pablo Carmona. Pretenden que los empleados sean subrogados conforme a su convenio tras la nueva licitación que preparan con carácter urgente.

Las nóminas, sin pagar

«No sabemos cómo van a garantizarnos el trabajo. Tenemos muy buenas palabras por parte del Ayuntamiento, pero son sólo eso, palabras», manifiesta preocupada una de las asalariadas de Fuente del Berro.

Desde Cibeles volvieron a repetir que, en ningún caso, abonarán las nóminas de los operarios porque es una obligación que compete a la contrata. La cuestión es que, en caso de que la empresa se declare en concurso de acreedores, en quiebra, todos ellos deberán recurrir al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

El Gobierno de Manuela Carmena anunció en abril su intención de recuperar los cinco centros deportivos con gestión indirecta cuya concesión expira antes de mayo de 2019. Ayer matizaron que se continuará externalizando en ellos las actividades deportivas para mantener el empleo de los 250 trabajadores que dependen de la decisión municipal.