Fachada que da acceso a la Unidad de Estancias Breves de Samur Social ubicada en el distrito Centro
Fachada que da acceso a la Unidad de Estancias Breves de Samur Social ubicada en el distrito Centro - MAYA BALANYA

Detenido un refugiado sirio en un albergue del Samur por violar a una joven acogida

El hombre, de 41 años, vivía en el centro con su mujer y sus hijos desde hacía 20 días

MadridActualizado:

Un hombre de nacionalidad siria fue detenido en la noche del lunes 14 por agentes de la Policía Nacional en el centro de acogida del Samur Social que se ubica en la calle Hermanos Álvarez Quintero, 77, en el distrito Centro. Otra usuaria de esta instalación, una joven española de 22 años, le denunció esa noche por haberla violado presuntamente fuera de estas instalaciones. El individuo, de 41 años, y que atiende a las iniciales de I. A. B., llevaba siendo asistido en esta Unidad de Estancias Breves para familias del Ayuntamiento desde hacía 20 días. Allí vivía con su mujer y sus hijos menores de edad, según informaron a ABC fuentes del Área de Equidad,Derechos Sociales y Empleo.

Los hechos se produjeron el 14 de mayo, a las 23.30 de la noche. El presunto violador invitó a la joven a dar un paseo fuera de las instalaciones municipales. Se la llevó hasta un piso de Alcobendas, supuestamente a casa de un amigo de él, y allí la forzó de forma violenta a tener sexo. Ella se opuso, pero finalmente la violó. Así lo denunció la víctima en la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional. La versión inicial de la mujer, según la narró en un primer momento en el centro de acogida, difería de la que prestó ante la Policía.

Cuando la joven llegó a la estancia del Samur Social esa misma noche relató a varios asistentes el grave incidente; sostenía que el sirio había abusado de ella sexualmente sin llegar a haber penetración. Los técnicos la atendieron psicológicamente y la animaron a denunciarlo. Ella accedió y los profesionales la acompañaron hasta la unidad de la Policía.

El sirio, que contaba con antecedentes policiales, fue detenido instantes después y puesto a disposición judicial. El juez decretó su libertad provisional hasta que se resuelva la investigación. Desde el Área de Equidad han informado de que aún no ha habido comunicación judicial sobre posibles medidas de alejamiento para este hombre que cuenta, como su familia, con ayuda internacional.

Protección subsidiaria

El Ministerio del Interior les concedió la condición de protección subsidiaria, que se otorga a los extranjeros que no son refugiados (porque no son perseguidos por razones políticas, religiosas, sexuales, raza u opinión), pero que se encuentran en situaciones de riesgo y no pueden regresar a su país de origen. Implica no obstante el reconocimiento de los derechos establecidos en la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados. Si la Justicia le condenara por el delito de violación, la protección de la que goza podría serle revocada.

El Ayuntamiento de Madrid no tiene obligación de comunicar al Ministerio del Interior el hecho, ya que ya está en conocimiento de la Policía y el Poder Judicial.

Por su parte, la Administración local ha sancionado al denunciado con la expulsión del centro de Hermanos Álvarez Quintero y la prohibición de entrar a esta instalación por incumplir gravemente las normas de convivencia. «No suelen ocurrir hechos de esta índole», explicaron desde Samur Social. El Consistorio no obstante ha llevado al denunciado, que no tiene ningún tipo de recurso, a otro albergue hasta que termine el procedimiento judicial. Su familia continúa siendo asistida por los servicios sociales. La víctima ha sido trasladada a otro centro como medida de protección.