Desalojados de la catedral de La Almudena un grupo de «indignados»
Interior de la basílica de la catedral de La Almudena - ABC

Desalojados de la catedral de La Almudena un grupo de «indignados»

Los encerrados eran una veintena de personas de la «Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Madrid»

Actualizado:

La Policía han desalojado a la veintena de personas que este viernes se encerraron en la Catedral de la Almudena de Madrid. Los agentes han identificado a los encerrados, así como a algunas personas que estaban en el exterior del recinto catedralicio. La iniciativa ha sido llevada a cabo por la 'Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Madrid' para denunciar esta situación y reclamar una negociación a la banca y a la administración para acabar con los desahucios.

Además de la veintena de personas que se encerraron en la citada catedral de manera "indefinida", otra treintena de personas se concentró en el patio de la catedral y otras 40 apoyaron desde fuera a los encerrados. Finalmente, los encerrados no han llegado a un acuerdo por el personal de la Archidíocesis de Madrid que acudió a negociar con ellos para que abandonaran la catedral y los agentes han procedido a su desalojo pacífico. Los encerrados tenían el firme propósito, explican desde la citada Plataforma, de continuar con su acción "hasta ser recibidas por representantes cualificados del Ejecutivo central y del poder judicial, así como por el gobernador del Banco de España y por la Defensora del Pueblo". La presencia policial fue en aumento a lo largo de la noche en el exterior del recinto catedralicio, hasta llegar a una decena de furgones de manera preventiva.

En un comunicado, la Plataforma exige a las administraciones públicas y al sistema judicial que se ponga de inmediato fin a los desahucios de las familias, deudoras de buena fe, que no pueden hacer frente al pago de las hipotecas de sus residencias habituales por motivos ajenos a su voluntad. Entre sus reivindicaciones, la Plataforma exige la regulación de la dación en pago para que la entrega de la vivienda sirva para cancelar la deuda, la paralización de los desahucios cuando "se trate de la vivienda habitual y el impago del préstamo sea debido a motivos ajenos a la propia voluntad", y el alquiler social para que el ejecutado pueda "seguir residiendo en la vivienda pagando un alquiler no superior al 30% de sus ingresos mensuales por un periodo de 5 años".

En este sentido, recuerda que más de 350.000 familias se han enfrentado desde que comenzó la crisis a un proceso de ejecución hipotecaria en nuestro país y, en la Comunidad de Madrid, cada día medio centenar de familias se quedan en la calle como consecuencia de la "desmedida voracidad" de las bancos. Y frente a esta situación, la Plataforma incide en que los políticos en vez de exigir responsabilidades a los "culpables de la crisis" les "están regalando millones de euros de las arcas públicas para sanear sus podridas cuentas a costa de más y más recortes sociales en educación, sanidad, servicios sociales". "Por el contrario", añade, "la única respuesta que han dado a las familias trabajadoras es un código de buenas prácticas bancarias de adscripción voluntaria que apenas sirve al 4% de las familias afectadas. Papel mojado a cambio de un lavado de cara". Finalmente, la Plataforma, que recuerda que el próximo 4 de julio se enfrente a seis desahucios, hace un llamamiento a la ciudadanía a sumarse a las movilizaciones convocadas para defender las referidas reivindicaciones, como la manifestación que se llevará a cabo el lunes 2 de julio a las 20.00 horas desde ¿ pera hasta el Banco de España.