Así crece la ciudad deportiva del Real Madrid

El complejo madridista de Valdebebas contará con un edificio de oficinas y un pabellón multiusos que se estrenará en 2016

MadridActualizado:

La interrupción en las obras de remodelación del Santiago Bernabéu contrasta con el ritmo inalterado en la Ciudad Real Madrid, en Valdebebas, que crece según lo estipulado. En el complejo deportivo, con una superficie de 120 hectáreas, se levantan en este momento un edificio destinado a centralizar las oficinas del club y un pabellón multiusos. Ambas construcciones, que suponen una inversión por debajo de los diez millones de euros, se suman a las ya realizadas en los últimos años.

El pabellón, que será el lugar de entrenamiento del Real Madrid de baloncesto y de todas las categorías inferiores de la sección, es uno de los proyectos originales con los que contaba la ciudad madridista, inaugurada hace una década. No obstante, en el inicio se diseñó para que también albergara los partidos del primer equipo. Se trata de un espacio de 8.255 metros cuadrados que acogerá, además, eventos institucionales (asambleas, entregas de insignias, reuniones de peñas...), con capacidad para 2.000 espectadores.

Con la idea de que se estrene a principios de 2016 (sin fecha concreta), estará dotado con cuatro pistas de juego, vestuarios, más un gimnasio, salas de fisioterapia con poza de crioterapia, habitáculos de visionado y prensa y aulas de formación. Hasta la fecha, el vigente campeón de la ACB y la Euroliga se ejercitaba en el polideportivo del Valle de las Cañas, en Pozuelo de Alarcón.

Junto al edificio de oficinas, este pabellón multiusos supone un nuevo impulso para la Ciudad Real Madrid, concebida (a la llegada de Florentino Pérez a la presidencia, en el año 2000) como un referente en todos los sentidos. Con ese propósito, según fuentes del club, en el ejercicio 2014-2015 se invirtieron 21,6 millones de euros para la mejora de las instalaciones, de los cuales aproximadamente diez se destinaron al citado complejo.

Ambas edificaciones, sumadas al resto de parcela construida, apenas suponen un tercio de todo el terreno con el que cuenta el Real Madrid en la zona, que supera el millón de metros cuadrados. En la actualidad, el espacio cuenta con doce campos de entrenamiento, entre los que se encuentra el estadio Alfredo Di Stéfano (sede del Real Madrid Castilla), y las residencias del primer y segundo equipo, inauguradas en la temporada 2013-14.

Eficiencia energética

Otro de los puntos fuertes del complejo, con una mejora progresiva, es su apuesta por la eficiencia energética y la sostenibilidad ambiental. Un ejemplo son los suelos radiantes de los campos de entrenamiento de la primera plantilla, cuyas modificaciones en la temperatura y los tiempos de programación han supuesto un importante ahorro respecto a otras temporadas. Igualmente, se ha pasado de gas natural a la combustión de gasóleo en todas las instalaciones y el 100% del agua empleada en el riego de los terrenos de juego es reciclada.

Con esta premisa de economizar los recursos, común a todo el espacio, se ha diseñado el edificio de oficinas, que tendrá un plazo de ejecución de 16 meses, a cargo de Ferrovial Agromán. Como ya informó ABC, Rafael De la Hoz será el arquitecto de la nueva sede administrativa, que pretende «unificar todos los servicios, modernizar las dependencias, optimizar la eficiencia del personal y dotarse de los espacios adecuados».

Hasta la fecha, estas oficinas se ubicaban en el Bernabéu, donde sí permanecerán las dependencias de Atención al Socio y las de carácter comercial e institucional ligadas al propio estadio. Según explicó el club, serán dos volúmenes, de los cuales el superior se asoma hacia el exterior y el otro a los campos de entreno.