Una barbacoa en plena plaza de Cibeles la noche del pasado sábado - ABC

Carta de un Policía Municipal a Carmena por los turnos del Orgullo: «Nunca me he sentido tan ninguneado»

El agente escribe una carta abierta al delegado Barbero en la que lamenta los turnos de 16 horas de pie en la que unos pocos agentes controlaban a miles de personas

MADRIDActualizado:

Las celebraciones delOrgullo LGTBI (MADO) 2018 en Madrid, que conmemoran el 40 aniversario de sus reivindicaciones, han estado marcadas por el conflicto cada vez más enquistado que se vive entre la Policía Municipal y el Ayuntamiento de Madrid a causa del convenio colectivo. La supresión de libranzas realizada por los responsables de la concejalía que dirige Javier Barbero para garantizar la presencia de los efectivos -que ha dejado los últimos días sin plantilla y/o bajo mínimos a varios distritos de la capital-, se recrudeció este sábado, el día grande del Orgullo. Y el más complicado en materia de seguridad, máxime cuando estamos en alerta 4 terrorista. Reproducimos, a continuación, la carta de un Policía Municipal «desesperado» que denuncia la jornada maratoniana de 16 horas a la que se tuvo que someter «obligado» por las circunstancias.

Después de la experiencia del viernes ya íbamos algo preparados para lo que iba a suceder el sábado. En mis casi 9 años de servicio puedo decir que no me he sentido tan ninguneado como ayer: 16 horas de servicio obligado a prolongar, con un mensaje por emisora de un superior que decía «del turno de tarde no se marcha nadie».

Quiero comenzar dando las gracias de que no pasara nada grave a ningún compañero, por lo menos hasta las 6.15 que me marché de nuevo a mi distrito de la periferia para volver a casa.

Gracias al señor concejal de Seguridad por ganarse el título de ser peor en su puesto, y mira que tenía difícil superar a los anteriores, pero aún así lo ha conseguido, ¡Enhorabuena! Hoy o mañana saldrán ustedes a ponerse la medalla de que todo ha sido un éxito y no ha habido que lamentar graves incidentes, pero sólo los que estuvimos ahí sabemos cuál fue la realidad.

Gracias por estar más de 12 horas de pie en un filtro intentando controlar a miles de personas siendo 5 personas, siendo la situación incontrolable, sin relevos, sin una mísera botella de agua o un triste bocadillo, sin un lugar para poder descansar un tiempo prudencial para seguir, con un olor insoportable a orín proveniente de los urinarios portátiles desde las 20 horas al cual todavía estamos esperando a los servicios de limpieza después de solicitarlo en reiteradas ocasiones... por tenernos que buscar un bar donde hacer nuestras necesidades, comprarnos un bocadillo y mal comer dentro del patrulla viéndote la gente.

Seguiría dando las gracias a los políticos de turno, por obligarnos a trabajar cuando nos toca descansar, por cancelar planes con amigos que tenías desde hace tiempo, por no poder estar y disfrutar de mis hijos un rato hoy domingo, ya que como llegué algo más de las 7 horas, he necesitado dormir un rato y volver de nuevo al trabajo a las 15 horas para estar en unas condiciones mínimas, más que nada por mi seguridad y la de mi compañero. Voy a parar ya porque me voy mosqueando cada vez más a medida que escribo.

Ahora sí, quiero dar las gracias de verdad a los mandos de la UID Centro Norte, comenzando por el Intendente y terminando por los oficiales, auténticos profesionales que ya de por sí bastante complicado es su distrito, pues en estos días más aún, pasándose por los puestos y siempre pendientes de todo.

Gracias a los asistentes del MADO que se acercaban, pasaban el filtro o simplemente a preguntar una duda y te decían «gracias por estar aquí».

Y, como no, gracias a mis compañeros que aún estando bajo mínimos pudimos salvaguardar nuestra integridad.

Si este mensaje llega a algún político responsable, les ruego que, por favor, arreglen esta situación que ya empieza a ser insoportable.

FDO.: Un Policía Municipal cansado