Recreación de uno de los nuevos espacios del Palacio de Cibeles
Recreación de uno de los nuevos espacios del Palacio de Cibeles - ABC

Carmena reforma el Patio de Operaciones de Cibeles en el centenario del palacio

La obra reinventa el corazón del complejo para eventos culturales y recupera las puertas giratorias de 1919

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Después de someter a un «lifting» a todas las fachadas de la «Catedral de las Comunicaciones», el Gobierno de Manuela Carmena también intervendrá en el «corazón» de la actual sede consistorial: el Patio de Operaciones del Palacio de Cibeles. La obra maestra de los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi celebra este marzo su centenario y, por ello, el Ayuntamiento quiere que vuelva a bombear cultura a borbotones este espacio neurálgico que, hasta ahora, se utiliza apenas como distribuidor y zona de paso hacia las plantas superiores, en donde sí se realizan actividades culturales.

ABC
ABC

Las obras, cuyos trabajos previos se han iniciado esta semana, se prolongarán durante cinco meses, sin que, por ello, haya que interrumpir la programación, salvo en momentos puntuales. Los trabajos, adjudicados por concurso a la empresa Albaida Infraestructuras con un presupuesto de 711.395,57 euros, sin impuestos, plantean la dotación de nuevo mobiliario reversible que permita crear espacios multiusos independientes y que se pueden adaptar según el evento que se realice en él.

Además, la remodelación contempla recuperar las puertas giratorias que diseñaron a principios del siglo XX los célebres arquitectos. «Esta intervención supondrá una mejora en las condiciones de climatización del espacio y un ahorro energético notable», explica a ABC el arquitecto ganador del concurso Héctor Fernández Elorza, que indica que serán construidas en acero inoxidable mate, para no desvirtuar la imagen de los accesos originales.

Nueva sala Gloria Fuertes

Su diseño obtuvo la mayor puntuación de la Comisión Local de Patrimonio Histórico, que exigió actuaciones «móviles y reversibles» que no alteren el edificio, puesto que está catalogado como Bien de Interés Cultural en categoría de monumento desde 1993. Un «handicap» que el arquitecto salvó, por un lado, con la concepción de un gran telón guiado por un sistema de carriles que logrará crear espacios asilados cuando sea necesario y que podría «desaparecer» en los momentos en los que se plantee liberar toda la planta. Esta zona tendrá iluminación propia y se situará al fondo del Patio de Operaciones.

ABC
ABC

Por otro lado, los puestos de atención e información turística y la taquilla serán reubicados en una única zona situada en el centro, y otros tantos se llevarán a otras plantas. También se van a mejorar las tomas eléctricas y la iluminación. Esas bancadas de mármol sobre las que se asentaban las ventanillas de atención al público servían de armarios para el almacenaje. Una vez vaciados, en ellos, se guardará el mobiliario nuevo con el que se generarán los «espacios satélites», como si de una «matriuska» rusa se tratase. «Será una intervención suficiente rotunda, pero muy sensible con la construcción», sostiene.

Durante las visitas previas a las obras, el estudio de arquitectos se percató de que en la zona paralela a la cafetería, donde se situaba la antigua capilla, existía una sala «gemela» de 90 metros cuadrados oculta entre tabiques. «Estaba desaprovechada como desván para el equipo de mantenimiento y pensamos que se podría aprovechar como centro polivalente y de descanso, donde también poder celebrar conferencias o presentaciones», indica Fernández Elorza.

ABC
ABC

Esta nueva sala estará dedicada a Gloria Fuertes. Y a su izquierda se situará una nueva tienda, cuya gestión se sacará a concurso cuando concluyan los trabajos.

Sin alterar la programación

El programa expositivo y de actividades públicas del centro se desarrollarán con normalidad a lo largo de los meses de obra en las plantas 1, 3, 4 y 5, así como en el Auditorio, las Salas Polivalentes y la Galería de Cristal. «Durante los dos primeros meses el mayor parte del trabajo, el montaje del mobiliario y las puertas giratorias, se realizará en el taller», explica el arquitecto. La incidencia de los trabajos se percibirá a partir de marzo. Por ello, las principales actividades del programa del Centenario del Palacio se concentrarán en septiembre y octubre.