Santa María de la Cabeza, en sentido Madrid
Santa María de la Cabeza, en sentido Madrid - GUILLERMO NAVARRO

Carmena reducirá los carriles al vehículo privado en Santa María de la Cabeza, Ferrocarril y Delicias

Más Madrid propone crear una «calle verde» que conecte el fin de esta autopista con el centro de la ciudad. Dejará dos vías para los coches, otros dos para el transporte público y segregará un carril bici

MadridActualizado:

Manuela Carmena continuará limitando el espacio al vehículo privado si gana las elecciones el próximo 26 de mayo. Su objetivo para un próximo mandato es el de continuar con la ampliación de aceras, dedicar más espacio al transporte público y restar carriles al coche en toda la Castellana, Recoletos y Paseo del Prado y, por ende, aplicar esta misma medida al gran eje de entrada a la ciudad que supone el paseo de Santa María de la Cabeza, la calle del Ferrocarril y el paseo de las Delicias hasta llegar a Atocha. Es lo que esta mañana ha calificado la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, en Plaza Elíptica como el desarrollo de una gran «calle verde».

«Todos sabemos que la Plaza Elíptica tiene unas dificultades especiales y sabemos además que tiene unos índices de contaminación preocupantes», ha mencionado Sabanés, acompañada de la alcaldesa y el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. La responsable municipal ha añadido que esta arteria es, además, una de las vías con menos transporte público de la ciudad.

Calvo ha especificado que de los cuatro carriles de Santa María de la Cabeza dos quedarán reservados para transporte público, otros dos para el vehículo privado, se incorporará un carril bici y el resto se destinará al peatón. Además, se plantará nuevo arbolado y se crearán pasos de peatones a nivel, en vez de la instalación de nuevas pasarelas, por razones de accesibilidad.

Tres tramos a la espera de presupuesto

La reforma se dividirá en tres tramos, aunque no se han especificado fechas ni presupuesto. En el primero, entre la M-40 y Plaza Elíptica, se habilitará un carril bus-VAO en los laterales para mejorar las numerosas líneas de interurbanos que dan servicio a Parla, Getafe y Leganés, lo que ayudará también a descongestionar la línea C-4 de Cercanías.

El segundo se centrará en la conversión de Santa María de la Cabeza, entre Plaza Elíptica y el paseo de la Esperanza, en «calle verde», con plataformas reservadas para autobuses rápidos de alta capacidad, carril bici y más espacio peatonal y estancial, así como más arbolado. Y el tercero supondría extender la este proyecto hasta Atocha, haciendo una intervención en el triángulo que forma Santa María de la Cabeza con Palos de la Frontera y el paseo de las Delicias.

Ampliación de la línea 11

Sabanés ha mencionado, aunque no es de su competencia, sino de la Comunidad de Madrid, que su apuesta por reforzar el transporte público en la zona se completará «con el impulso a la prolongación de la línea 11 de Metro para los viajes transversales que pasan por plaza Elíptica». Para ello, el Ayuntamiento propondrá volver a entrar en el accionariado de Metro y aportar 150 millones anuales para mejorar sus condiciones y posibilitar nuevas inversiones.

También se creará una Zona de Aparcamiento Vecinal (ZAV) en Usera ( ya aprobado en el Pleno del distrito) comprendiendo los barrios de Almendrales, Moscardó, Pradolongo y Zofío, para evitar el efecto frontera en busca de estacionamiento y, con ello, menos ocupaciones de la acera creando unos barrios más accesibles.