Interior del portal, en Alcorcón, donde fue agredida la víctima
Interior del portal, en Alcorcón, donde fue agredida la víctima - EMERGENCIAS

Asesta dos puñaladas a su expareja y huye con la hija de ambos

El agresor dejó a la menor, de 14 años, en casa de sus padres y emprendió la fuga. Fue detenido a la altura de El Escorial

Actualizado:

Tres horas. Ese es el tiempo que permaneció ayer en busca y captura un hombre que apuñaló gravemente a su expareja en el domicilio de ella, en Alcorcón, y huyó del lugar con la hija de 14 años que ambos tienen en común. Este hecho hizo pensar a la Policía en un posible secuestro, por lo que se activó un amplio dispositivo de búsqueda. La alarma fue desactivada cuando fue localizado a media tarde.

Alertados por la Policía Nacional, una patrulla de la Guardia Civil le dio el alto cuando conducía, solo, a la altura de la localidad de San Lorenzo de El Escorial. Fuentes policiales confirmaron a ABC que el apresado había dejado previamente a la menor en la casa de sus padres, situada en el barrio de San Blas.

Antes, sobre las 15:30 horas, una llamada alertaba al 112 del estado malherido de una mujer en su domicilio, ubicado en el número 7 de la calle de San José (Alcorcón). Varios vecinos la habían hallado tirada en el interior del portal. Cuando llegaron los sanitarios del Summa, encontraron a la víctima, de 45 años, con dos heridas incisas por arma blanca -una en el cuello y otra en el abdomen-, presuntamente provocadas por su expareja. Lograron estabilizarla y la trasladaron al Hospital de Alcorcón, donde ingresó en estado grave con pronóstico reservado.

En casa de sus padres

Después de cometer la agresión, el hombre, de nacionalidad española y del que no constan antecedentes por violencia de género u órdenes de alejamiento en vigor, cogió a la hija de ambos y se dio a la fuga con su coche. Se dirigió primero a casa de sus padres, en San Blas, donde dejó a la menor para proseguir con su huida.

De ahí puso rumbo al noroeste. Sin embargo, no llegó muy lejos. A 200 metros de la entrada al Valle de los Caídos, agentes del Instituto Armado dieron el alto a un vehículo marca Ford, conducido por un sujeto que encajaba en la descripción facilitada por la Policía Nacional. Tras comprobar que se trataba del agresor, fue detenido de inmediato.