Una anciana paseando por una residencia de mayores
Una anciana paseando por una residencia de mayores - ABC
Ley de dependencia

La Xunta activa tres mil nuevas ayudas y alcanza los 50.000 usuarios atendidos

Política Social aprueba 2.300 libranzas por cuidado familiar y 700 asignaciones para subvencionar servicios privados

Feijóo se compromete a situar por debajo del 20% en el primer trimestre de 2018 el volumen de personas en espera

SantiagoActualizado:

Por primera vez desde el comienzo de la implantación a principios de 2007 de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, el sistema alcanza en Galicia los cincuenta mil usuarios protegidos. Con la vista puesta en el compromiso asumido por el presidente de la Xunta —cerrar la legislatura con al menos 60.000 personas atendidas—, el Gobierno gallego autorizó ayer un nuevo empujón a las coberturas, aprobando tres mil nuevas prestaciones para demandantes de apoyos a la autonomía personal. «Vamos a tener más dinero este año, vamos a traer un proyecto de ley para elevar el techo de gasto, y me comprometo a una cosa, a que el número de dependientes atendidos en la legislatura llegue a 60.000», apuntaba Feijóo el pasado mes de abril en el Pleno del Parlamento autonómico.

Con la inyección autorizada ayer, tres mil nuevos usuarios se sumarán a las 48.949 personas que al cierre del pasado julio contaban en Galicia con ayudas activas con cargo a la ley de dependencia. El nuevo paquete de prestaciones se corresponde con ayudas de carácter económico: 2.300 se corresponden con compensaciones por cuidados no profesionales prestados por familiares en el domicilio del solicitante y otras 700 cubrirán parte de los costes asumidos por los hogares para el pago de servicios privados de atención a la dependencia. La decisión adoptada ayer por el Consello de la Xunta supone el mayor incremento puntual de usuarios, y da continuidad a autorizaciones similares realizadas con anterioridad, como las 816 libranzas por cuidados familiares aprobadas en mayo de 2016, o las 775 activadas a finales de ese mismo año.

Servicios profesionales

A pesar de este impulso a las ayudas económicas por cuidados a cargo de familiares, la Comunidad, subrayó ayer Núñez Feijóo, mantiene uno de los mejores índices de atención a través de servicios directos y atenciones profesionales subvencionadas, que al cierre del mes de julio se situaba en el 77% de las prestaciones activas.

La ley de 2006 reservó las pagas por cuidados no profesionales en el entorno familiar a casos excepcionales en los que las necesidades de las personas en situación de dependencia no pudiesen ser atendidas por un servicio directo a cargo del sistema público. No obstante, las conocidas como libranzas del cuidador, más ágiles y económicas para la Administración que una plaza residencial o un trabajador de ayuda a domicilio, por ejemplo, sirvieron en los primeros años de despliegue de la ley para extender las atenciones a mayor velocidad. En julio de 2010, este tipo de prestación representaba todavía el 58,6% de las ayudas en marcha en la Comunidad, un porcentaje que ha ido bajando de forma gradual de la mano de la apuesta por la profesionalización de los apoyos. Así, al cierre del pasado julio, las libranzas por cuidados familiares vigentes en Galicia eran 12.698, el 22,8% de las 55.539 prestaciones totales.

«Logramos que casi seis mil dependientes reciban distintos servicios de teleasistencia y servicios de promoción, casi el doble que en 2009. Logramos que cerca de 15.000 personas tengan una plaza pública en residencias, centros de día y centros de día especializados, un 35 % más que en 2009. Que del Servicio de Ayuda en el Hogar disfruten más de 20.700 personas y somos la Comunidad con un mayor porcentaje de atención especializada a domicilio, triplicando desde 2009 el presupuesto destinado a este servicio y logramos, en definitiva, que más de 50.000 personas vayan a tener atención de dependencia a finales de año, frente a las 14.000 que había cuando llegamos al gobierno», defendió ayer Núñez Feijóo, comprometiéndose a que en el primer trimestre de 2018 la cifra alcance las 55.000 personas llegando al 82,65% de cobertura.