María Ramallo con Alfonso Rueda, este lunes en Pontevedra
María Ramallo con Alfonso Rueda, este lunes en Pontevedra - CEDIDA
ELECCIONES 10-N

El PP mira al 26-M para reemplazar a Ana Pastor en la lista de Pontevedra

María Ramallo, alcaldesa de Marín, ve premiado con el primer puesto para el Congreso su 55,55% en las municipales

SANTIAGOActualizado:

El pasado 26 de mayo, el PP se fue en Marín hasta el 55,55% de los votos en las elecciones municipales. Prácticamente triplicó a un PSOE que llegaba con el viento de cola de las generales y apenas rebasó el 20%. Un resultado contundente que se tradujo en 15 concejales en una corporación de 21. Cuatro asientos más que en los comicios de 2015. Al frente, María Ramallo, elegida alcaldesa por tercera ocasión con un nivel de apoyo que le convirtió en la mujer más respaldada de toda Galicia en municipios de más de 20.000 habitantes. Un bagaje que le ha servido de aval para reemplazar a Ana Pastor, aupada por Pablo Casado al segundo puesto en la lista de Madrid, como número uno por Pontevedra. Un «premio», asumió este lunes Ramallo.

«Todo es debido al excelente resultado que le debo a Marín», concedió, «el mejor» cosechado «nunca» en este municipio de la ría de Pontevedra. El requisito pasaba por «proponer a los mejores candidatos», expresó el presidente provincial del PP, Alfonso Rueda. «Lo teníamos en Ana Pastor y lo seguimos teniendo en María Ramallo», defendió, después de razonar que el «apoyo enorme» al relevo, plasmado en los múltiples mensajes recibidos, avalaba la decisión: «Acertamos en la elección».

Y no era una elección cualquiera. Como recordó Rueda en la comparecencia que ofreció junto a Ramallo en la mañana de este lunes, para cualquier otro partido reemplazar «en un margen de tiempo muy escaso» —el cambio de Pastor se conoció el domingo por la noche— a una figura como la de la exministra de Fomento supondría «un contratiempo» y «un serio problema». No así para el PP, que vio una «oportunidad» y centró esfuerzos en dar con alguien «a la altura de quien dejaba el puesto». La aludida admitió que se había visto en la tesitura de dar el sí «con rapidez», pero que teniendo la garantía de que puede compatibilizar su puesto en el Congreso con la alcaldía, que constituye su «prioridad más absoluta», asumió una aventura «inesperada» pero bienvenida.

La tarea, en cualquier caso, no es asunto menor por lo que tiene de meterse en los zapatos de Pastor, de ahí que Ramallo confesara sentirse «un poco impresionada». Hubo, de hecho, múltiples referencias, abundantes elogios, a quien seguirá a Casado en la lista madrileña, el puesto de «más peso» después del que ostenta el candidato, recordó Rueda. Un «reconocimiento», apuntó, a la «trayectoria, prestigio y valoración» de Pastor, no solo entre las filas populares, sino también «en muchísimas esferas de la ciudadanía». A la «alegría» por su designación sumó aquel la convicción de que la candidatura de Madrid pasa a ser «muchísimo más potente» y «aún más atractiva».

No fue a la zaga Ramallo, quien recordó que, en sus dos años de experiencia previa en el Congreso —fue además diputada autonómica y presidió la Autoridad Portuaria de Marín—, aprendió de Pastor una «forma de ser y de hacer política». «Todo lo que sé del Congreso se lo debo a ella», proclamó entre muestras de agradecimiento.

La designación de Pastor supone, además, «un gesto a Galicia» por parte de Casado, indicaron a ABC fuentes populares. «Ya hemos subido un diputado», se felicitan, al disponer de «una gallega en Madrid» que actuará como «un interlocutor más» durante la legislatura, con una sensibilidad especial hacia los temas que preocupan a la Comunidad. «Una decisión muy positiva para nosotros», abundaron.

En la lista pontevedresa al Congreso, como también avanzó Rueda este lunes, se mantiene como número dos Diego Gago y se incorpora en el tres Javier Bas, exalcalde de Redondela. En el Senado destaca la entrada como número uno de Javier Guerra, exconselleiro de Industria y exdiputado —en un guiño al partido en Vigo, dentro de la nueva etapa con Corina Porro al frente de la gestora—, junto a Pilar Rojo, que repite, y Santiago Rodríguez Dávila.

Continuismo

En el resto de provincias, como se esperaba, el PP no realizó grandes cambios y mantuvo una línea continuista. En La Coruña, donde Marta González repite en el primer puesto para el Congreso, los únicos movimientos se registraron a partir de la quinta posición, donde entra José Ramón De la Fuente. Miguel Lorenzo repite como número uno por el Senado.

En el caso de Lugo, la apuesta también pasa por mantener a los primeros espadas que se batieron en abril: el vicesecretario de Participación, Jaime de Olano, encabeza la lista de la Cámara Baja y José Manuel Barreiro la de la Cámara Alta. Mismo escenario en Orense, donde tan solo hubo retoques en las suplencias. Ana Belén Vázquez (Congreso)y Miguel Ángel Viso (Senado) vuelven a liderar las candidaturas.

Con estos mimbres se avecina «un mes de trabajo intenso» en toda Galicia, anticipó Rueda, que culminará en la campaña corta de unas elecciones en las que el PPdeG sale «a ganar» como hace «siempre», y con ánimos renovados tras el batacazo del 28-A, cuando el desplome del partido arrastró a la formación gallega a su primera derrota. Más allá de las encuestas que van aflorando, Rueda prefirió remitirse a las «percepciones», y éstas apuntan a que «vamos a mejorar los resultados», pronosticó.

«Somos optimistas y humildes, aquí no hay ni nada ganado ni nada perdido», recordó, para trasladar que las «sensaciones son mejores que hace seis meses». En ese plazo entienden que el Gobierno en funciones se ha retratado y en concreto al presidente, Pedro Sánchez, el electorado lo tiene «bastante calado». Esto «juega a nuestro favor», aseguró el presidente del PP pontevedrés, quien abogó por «intentar llegar a todo el mundo», con esa línea de moderación y centrismo que ha enfilado también Casado. Ytratar de «ganar» para «gobernar».