Vista aérea de la zona cero tras la explosión del polvorín ilegal de Paramos en Tui
Vista aérea de la zona cero tras la explosión del polvorín ilegal de Paramos en Tui - ABC
tTRAGEDIA EN PARAMOS

El polvorín ilegal de Tui albergaba 1.000 kilos más de explosivos de lo que se calculaba

La detonación dejó dos muertos, dos huérfanos y devastó las viviendas de 792 personas de la localidad pontevedresa

SantiagoActualizado:

Cuando se cumple un mes de la tragedia de Paramos en la localidad Pontevedresa de Tui, las investigaciones arrojan nuevos datos. Hasta ahora se pensaba que en el almacén ilegal de la pirotecnia La Gallega, que el pasado 23 de mayo explosionó causando la muerte de dos personas y devastando las viviendas de 792 vecinos que siguen realojados, había 1.500 kilos de explosivos. Pero la cifra en realidad era más alta, unos 2.500 kilos.

Según informa «La Voz de Galicia», la nueva estimación aparece en las diligencias previas de la investigación que instruye un juzgado de Tui. Los explosivos almacenados de forma clandestina hicieron que todo lo que había en un radio de 800 metros saltase por los aires. La explosión dejó a dos huérfanos, destruyó totalmente 31 viviendas, afectó seriamente a la estructura de otras 86 y provocó daños en 311 más. Además, 66 vehículos resultaron dañados.

En el almacén situado en Paramos había material explosivo ya acabado, pero también materias primas como nitrato potásico y azufre, además de gasolina y gasoil y una importante cantidad de cañas. Según las diligencias de la investigación, actualmente se trabaja con varias hipótesis. La explosición pudo deberse simplemente al mal almacenamiento de los explosivos y a las altas temperaturas que favorecen su combustión. Pero también se pudo causar por la caída accidental de algún material o por algún fallo eléctrico que provocase la detonación.

La titular del Juzgado Número 1 de Tui ordenó el 29 de mayo el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para el dueño del polvorín ilegal de Paramos (Tui) tras el hallazgo de dos nuevos zulos clandestinos que albergaban de manera irregular cerca de dos toneladas más de material explosivo. En un primer momento la magistrada había decidido dejar en libertad con cargos a Francisco González Lameiro, investigado por los delitos de homicidio imprudente, lesiones, daños, riesgo catastrófico —y ahora también por tenencia ilícita de explosivos. Tras la localización de otros dos almacenes ilegales «cuya existencia no mencionó» en su anterior declaración, la magistrada entendió que las circunstancias habían variado, por lo que procedía ordenar su ingreso en prisión.

En la zona, que continúa devastada un mes después, comenzarán este lunes los trabajos para retirar amianto. Esta labor es un paso previo a la realización del desescombro en la zona, una tarea que el alcalde de Tui, Carlos Vázquez Padín, solicitará la próxima semana al delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, que sea asumida por la administración central.

El pasado miércoles el presidente de la Asociación de Afectados, Salvador García, denunció que casi un mes después de la explosión, ningún vecino de Paramos había visto todavía el dinero de las indemnizaciones prometidas por las administraciones. Al día siguiente la Xunta informó que ha concedido ya las nueve primeras ayudas, cuatro de alquiler y cinco para la rehabilitación de viviendas.