Sánchez, flanqueado por Abel Caballero y su sobrino Gonzalo, ayer en Vigo
Sánchez, flanqueado por Abel Caballero y su sobrino Gonzalo, ayer en Vigo - MIGUEL MUÑIZ
PSOE

Pedro Sánchez: «Estamos muy cerca de lograr ser la primera fuerza por encima del PP»

Un candidato socialista triunfalista llena en Vigo y anima a Gonzalo Caballero a que «defienda el autogobierno» en la Xunta

VigoActualizado:

Pedro Sánchez y su «haz que pase» pasaron hoy por Galicia, donde el candidato socialista a la presidencia del Gobierno no había puesto un pie, en calidad de jefe del ejecutivo central, en sus 10 meses en La Moncloa. No dio la impresión de que se lo tuvieran en cuenta las más de 2.000 personas, según cálculos del PSOE, que llenaron el hall del auditorio Mar de Vigo de la ciudad olívica. Unos 400 simpatizantes se quedaron con las ganas de entrar y se contentaron con el sucedáneo de la pantalla. Triunfo para él: aquí pinchó Susana Díaz en 2017, cuando sostenían un pulso del que la andaluza salió trasquilada.

Menciones en clave gallega, más bien pocas en su discurso, ese que va reciclando en cada ciudad que visita. No fue por tiempo, pues se extendió casi 40 minutos, ni faltaban temas relevantes que abordar, como el futuro de Ence o Alcoa. Pero Sánchez no venía con ánimo de meterse en charcos. Mucho mejor dejar mensajes triunfalistas: «Estamos muy cerca de lograr el poder ser primera fuerza por encima del PP», proclamó acerca de las expectativas del partido en Galicia el próximo 28-A .

En una de las escasas ocasiones en que se desvió de la temática nacional para acercarse a la autonómico, aprovechó para lanzar un dardo a Feijóo, ese que le viene demandando, sin éxito, más de 800 millones de euros en impagos. «No he escuchado a Feijóo decir nada sobre el posicionamiento del autogobierno del PP (...), que quiere recentralizar muchas competencias y devolverlas al Estado central», deslizó. «Gracias al autogobierno», añadió Sánchez, se han garantizado la educación, la salud, la «cohesión territorial» y la lucha contra la «despoblación». Y remató: «Quiero a Gonzalo Caballero como presidente de la Xunta para que defienda el autogobierno».

Cuando concluyan las elecciones, prometió, regresará para participar en la campaña de las municipales, y volverá a desplazarse el próximo año, con las autonómicas. Lo había avanzado a mediodía en Expourense, primera parada de su jornada en la comunidad, en un mitin-almuerzo donde encajó la idea de que su gobierno «hizo mucho más por Galicia en 10 meses que el PP en siete años» con Rajoy. «Vamos a hacer grandes cosas por Galicia, por la provincia de Pontevedra y por la ciudad de Vigo», dejó caer por la tarde. Una de esas frases que comprometen a poco y contentan a la concurrencia.

Bronca por Ence

En el auditorio, una audiencia entusiasta, con mucho afán de protagonismo —a menudo obligaron a interrumpirse a los oradores. Fuera, mucho menos cariño para Sánchez: primera gran bronca de la campaña a cargo de los trabajadores de Ence y sus familias, que le aguardaban con gritos como «Ence sí, paro no» y «5.000 trabajadores contra cuatro vividores». Medio millar de personas, vigiladas por un considerable despliegue policial, que se quedaron con las ganas de ver e interpelar al líder del PSOE.

Porque éste apareció sonriente con los Caballero. Abel, otrora valedor de Susana Díaz, no escatimó en elogios a Sánchez, y arrancó presumiendo de su «lista de logros» para Vigo en 8 meses, papeles en mano. «Tenemos un gran aliado», resumió el alcalde. Para al final de su intervención, la gran traca: «Necesitamos ocho años de gobierno de Pedro Sánchez en España, cuatro más cuatro. Ahí estaremos apoyando a Pedro Sánchez para que llegue a La Moncloa. ¡Siempre va a tener a Vigo a su lado!», clamó. Y la guinda, para su sobrino. «Gonzalo, tienes a Feijóo preocupadísimo, porque Feijóo sabe que le queda un año en el Gobierno de Galicia (...), sabe que llegas tú».

Y Gonzalo Caballero llegó literalmente al atril, para asegurar que «Galicia no quiere retroceder» y que «en una elección histórica (...) nos vamos a jugar dos modelos de país muy distintos». De un lado, expuso, el PSOE y sus avances sociales. Del otro, la «derecha y ultraderecha que han perdido el rumbo». Barriendo para casa, arremetió: «Frente a un Gobierno de la Xunta de Galicia, un gobierno de Feijóo que deja la sanidad pública en la UVI, los socialistas somos una garantía por los servicios públicos», incidió.

Con la mente puesta en las elecciones autonómicas del próximo año, inminente su desembarco en el Parlamento gallego, apuntó Caballero que tienen «ganas» y «fuerza» para «cambiar también la historia en Galicia, que la derecha quiere escribir en blanco y negro». Y en el último arreón, un mensaje para «Feijóo y Casado»: «Queremos que Pedro Sánchez siga siendo presidente del Gobierno con una mayoría amplia, rotunda y sólida».