Pablo Menéndez, junto a su grupo de investigación
Pablo Menéndez, junto a su grupo de investigación - CEDIDA
Investigación oncológica

Pablo Menéndez, primer Premio Ramiro Carregal a talentos emergentes

La doctora Ana Lluch recogerá el galardón absoluto por su tarea en el cáncer de mama

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Pablo Menéndez Buján (Avilés, 1974), director científico del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras y profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, ha sido distinguido con la primera edición que el premio de investigación oncológica Ramiro Carregal dedica a «talentos emergentes». El jurado, presidido por el jefe de Oncología Médica del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago, Rafael López, ha valorado su «importante trayectoria profesional que denota una actitud proactiva y persistencia en sus proyectos», destacando «su actual trabajo de investigación en el ámbito de las leucemias pediátricas». Un talento emergente, en palabras de Rafael López, «que ya ha demostrado su valía y que dará muchas alegrías a la investigación oncológica en los próximos años». Menéndez se licenció en Bioquímica y se doctoró en Medicina (Hematología) por la Universidad de Salamanca, continuando después su formación postdoctoral en Canadá y Reino Unido en biología de células madre y leucemia infantil.

Ana Lluch
Ana Lluch

El galardón absoluto —el Carregal anunciaba el pasado año la creación de la categoría de talentos emergentes para no desincentivar las candidaturas de jóvenes investigadores ante la dificultad de competir con currículos consolidados— recae en esta edición 2019 en la doctora Ana Lluch, jefa de Hematología y Oncología Médica del Hospital Clínico de Valencia y catedrática de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia. Lluch se convierte en la segunda mujer distinguida con este premio internacional, que el pasado 2018 reconocía, rompiendo la serie de premiados masculinos, la trayectoria de la doctora Amparo Cano.

De Ana Lluch, el jurado destaca «su trabajo y dedicación en la lucha contra el cáncer de mama», «su esfuerzo por investigar los mecanismos moleculares que nos ayuden a entender mejor la enfermedad» y «su compromiso en la formación de las nuevas generaciones».