Imágen de la central térmica de Meirama
Imágen de la central térmica de Meirama - MIGUEL MUÑIZ
Economía

Naturgy anuncia el cierre de Meirama para convertir la zona en un parque eólico

La empresa prevé que 40 de los 77 empleados sigan vinculados a la empresa en diferentes funciones y buscará salidas pactadas para el resto

La Xunta señala a la compañía y al Gobierno central como «responsables claros» de este nuevo golpe a la industria gallega

SantiagoActualizado:

Se confirma un nuevo varapalo para la industria gallega. Naturgy cerrará en 2020 la central térmica de Meirama. Según informó la propia compañía, antigua Gas Natural Fenosa, la intención de cesar la actividad de la planta ubicada en el concello de Cerceda se le ha comunicado esta mañana al Gobierno central y al cuadro de personal, que ha expresado su pesar por esta «mala noticia». A cambio, la empresa ha diseñado un «plan alternativo» que incluirá el desarrollo de un parque eólico en la zona y un centro tecnológico de gas renovable en el que esperan invertir unos 80 millones de euros. En paralelo, Naturgy asegura que colaborará con la Xunta en una iniciativa «que prevé atraer nuevos proyectos industriales a la zona». Desde el Gobierno gallego censuran la decisión de la empresa a la que acusan de ser, junto con el Gobierno central presidido por Pedro Sánchez, la «responsable clara» del fin de la actividad de la factoría.

El cierre de la central térmica afectará a unos 180 puestos de trabajo, 77 de plantilla y un centenar de auxiliares. Para los primeros, la empresa compromete 40 recolocaciones en puestos vinculados a la firma, bien participando en los trabajos de desmantelamiento de la planta o mediante reubicaciones en otras unidades de la compañía. Los otros 37 se desvincularán de Meirama mediante salidas pactadas. En lo tocante a los empleados de las auxiliares, la firma ha prometido hacer «lo posible» para favorecer su contratación durante los trabajos derivados del cese de la actividad, así como para el desarrollo del plan alternativo.

La compañía prometió hace más de tres años, en 2015, una inversión de casi 100 millones de euros para adaptar la factoría a la entrada en vigor de la directiva europea de emisiones, que obligará a reducir la producción de dióxido de carbono hacia la atmósfera en junio de 2020. Sin embargo, esa cuantía nunca se llegó a ejecutar ya que, según precisó la compañía a través de un comunicado, las inversiones requeridas por la UE hacen «inviables económicamente» este tipo de instalaciones. En este sentido, el conselleiro de Economía, Francisco Conde, acusó a Naturgy de «incumplir, una vez más, sus compromisos con Galicia» y recordó que a «a poco más de decenas de kilómetros» Endesa sí está afrontando las inversiones necesarias para adaptar la central de As Pontes a la nueva normativa. comunitaria.

En cuanto a la postura del Gobierno central, Conde lo responsabiliza de apostar «desde el primer momento» por el cierre de las centrales térmicas en el marco de una transición energética «que en estos momentos tan solo está generando perjuicios» en la economía. «Estamos teniendo un impacto negativo, destrucción de empleo, sin que el Gobierno tenga ningún tipo de respuesta», manifestó el titular de Economía del Ejecutivo autonómico.

Postura de los trabajadores

Tras hacerse oficial el futuro cierre de Meirama, el comité de empresa de la central instó al presidente de la Xunta a exigirle a Naturgy una inversión «suficiente» para mantener la totalidad de los puestos de trabajo. El presidente del comité, Bautista Vega reivindicó que se trata de una central «competitiva», por lo que siempre mantuvieron la esperanza de que la empresa acometiese la inversión necesaria para seguir produciendo.

Desde el Gobierno gallego, Francisco Conde subrayó que la Xunta «va a ser firme en la defensa de los puestos de trabajo y en su apuesta por la industria» y se comprometió a trabajar mano a mano con el comité de empresa para demandarle a Naturgy un plan industrial que permita que Galicia «tenga una oportunidad para seguir apostando por la industria y por proyectos que garanticen los puestos de trabajo».

Según el comunicado remitido a los medios por parte de la empresa, el plan alternativo que prevén instalar en la zona contará de un parque eólico adicional en Meirama con una potencia cercana a los 65 Mw y un «centro avanzado» de gas renovable a partir de residuos ganaderos y orgánicos industriales. Tal y como recalcó la antigua Gas Natural Fenosa, estas dos inversiones alcanzarán una inversión de unos 80 millones de euros, adicionales a la inversión que ya se había previsto en el plan estratégico de la compañía para Galicia.