Una persona jugando a una máquina tragaperras
Una persona jugando a una máquina tragaperras - MJ LÓPEZ OLMEDO
Salud

Más de 38.000 gallegos tienen problemas de juego o riesgo de desarrollarlos

La mayor proporción de jugadores patológicos se da en varones adolescentes y menores de 25. Un uso problemático de Internet multiplica por 10 el riesgo de ludopatía

SantiagoActualizado:

Los juegos de azar alimentan un pujante sector de negocio reactivado en las últimas décadas por la irrupción de las nuevas tecnologías y la explosión de la apuesta electrónica. El salto al terreno online, que elimina barreras físicas y posibilita el juego desde la privacidad del ordenador o el smartphone, alerta a las autoridades sanitarias, preocupadas singularmente por la salvaguarda de los menores. Aunque por ley la práctica de juegos de azar está prohibida antes de los 18 años, un estudio realizado en 2015 en 33 países europeos estimó que el 22,6% de los estudiantes de 16 años habían realizado algún tipo de apuestas en el año previo y que el 16,2% había apostado dinero online en los doce meses anteriores, datos, expone la Dirección Xeral de Saúde Pública, «preocupantes desde el punto de vista clínico» dado que «la exposición temprana al juego aumenta el riesgo de tener problemas relacionados con él en la vida adulta». Otro informe, elaborado en 2015 por la Dirección General de Ordenación del Juego, pone el acento en la mayor capacidad de generar adicciones de las nuevas modalidades de apuesta, indicando que «los juegos de azar online son más adictivos que cualquier otro tipo de juego, siendo la principal causa de adicción al juego en jóvenes».

La Consellería de Sanidade llevó a cabo en 2017 una encuesta amplia para actualizar los datos disponibles sobre el impacto del juego en la Comunidad, detectando un 1,6% de población de 16 años y más con patrones de juego patológico o de jugadores de riesgo (0,4% y 1,2%, respectivamente; un 0,7% y 2,1%, si se calculan únicamente sobre la población que ha participado en algún momento en juegos de azar). Los problemas de juego son más frecuentes entre la población masculina (1,3% frente al 0,1% de las mujeres) y el grupo de edad más afectado es el de los más jóvenes (de 16 a 24 años), donde se alcanza el 2,4%. «Aunque podría parecer que la prevalencia de ludopatía es baja (...) estos valores hacen referencia a que 38.399 gallegos tienen problemas con el juego o están en riesgo de tenerlos», advierte la Dirección Xeral de Saúde Pública.

Ser varón, tener un consumo de alcohol de riesgo, pasar más de dos horas diarias usando aplicaciones de mensajería instantánea, tener un uso problemático de Internet, jugar a otro tipo de juegos de azar diferentes a la lotería o jugar a la lotería todas las semanas son, según se desprende de la encuesta, factores que aumentan la probabilidad de ser jugador patológico o de estar en riesgo de serlo. Entre los gallegos que declaran utilizar los juegos de azar, tener un uso problemático de Internet multiplica por diez la probabilidad de ser jugador patológico o de estar en riesgo de serlo.

La Xunta trabaja ahora en una actualización de legislación gallega del juego, aprobada en el año 1985 y nunca reformada, a excepción de los retoques urgentes añadidos en 2012 vía decreto para responder a la explosión del juego online. En los últimos días, el Gobierno autonómico aprobó una limitación a nuevas licencias de salones de juego y tiendas de apuesta para evitar una eventual proliferación de solicitudes previa a la publicación de la nueva ley.

.