Antonio Salas y Federico Martinón, líderes de este proyecto sobre los 'supercontagiadores'
Antonio Salas y Federico Martinón, líderes de este proyecto sobre los 'supercontagiadores' - USC
Coronavirus

Una investigación gallega afirma que entre el 33% y el 50% de los positivos estarían relacionados con 'supercontagiadores'

Investigadores de la Universidad de Santiago y el IDIS permiten así aportar pruebas de la existencia de estas personas

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Entre un tercio y la mitad de los contagios por coronavirus en el mundo estarían relacionados con la figura de los 'supercontagiadores', esas personas que son capaces de transmitir la infección a un alto número de personas. Así lo recoge un trabajo realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y del Instituto de Investigaciones Sanitarias (IDIS), liderados por el profesor Antonio Salas Ellacuriaga y el jefe de servicio de Pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, Federico Martinón Torres.

«Para lograr su identificación, el equipo ha analizado casi 5.000 genomas del coronavirus, que en términos de código genético del virus suponen aproximadamente 150 millones de letras», explica la universidad compostelana en un comunicado. «Este es un paso fundamental para entender el proceso de dispersión del virus; y nos será de gran utilidad para tratar de prever y prevenir futuros brotes y pandemias, ya sea de coronavirus u otros patógenos con potencial igualmente letal o incluso superior», narra el doctor Salas.

Recuerdan en la universidad que hasta el momento, «la figura del 'supercontagiador' se había discutido en los medios y desde un punto de vista epidemiológico sin otras evidencias, si bien ahora los investigadores han conseguido revelar pruebas de su existencia. En algunos lugares han dado lugar a lo que los genetistas denominan técnicamente como efectos fundadores locales, que se han traducido en brotes epidémicos locales o nacionales».

«Teníamos claro que para entender lo que estaba ocurriendo en esta pandemia primero debíamos hacer una reconstrucción adecuada del proceso evolutivo que dio lugar al virus y sus distintas versiones actuales; un árbol filogenético que relaciona todos los genomas de una manera precisa y que es el pilar fundamental sobre el que bascula casi todo lo demás», explica el profesor.

A renglón seguido, cuentan las particularidades de la entrada del virus en España: y es que ha sido uno de los primeros países de Europa donde apareció esta enfermedad, como ya se sabía, pero sitúa una particularidad: la entrada de una cepa asiática «que apenas entró en ningún otro país europeo»: un 'supercontagiador' perteneciente al linaje B3a», señala Salas.

Esta investigación añade también información sobre la fecha probable del inicio de la pandemia y su posible origen. Sobre la fecha, «el trabajo sitúa de manera precisa el origen evolutivo más reciente de todas las cepas actuales no antes de noviembre de 2019». Este grupo sugiere que la cifra de contagios reportada en la primera ola en Asia se podría haber quedado corta. »Pudieron existir muchos más casos que los reportados por las autoridades sanitarias«. Añade que las especulaciones, infundadas por países como Estados Unidos, de que el virus se originó en un laboratorio, son simplemente eso. No tienen »argumento científico«. Se inclinan por un origen de carácter animal.