Cadena de montaje de la factoría PSA en Vigo
Cadena de montaje de la factoría PSA en Vigo - EFE
GALICIA

Feijóo aconseja a Figueruelas un acuerdo con Opel y rechaza pedir la deslocalización a Vigo

Recomienda a los sindicatos «un esfuerzo» para el consenso con la firma francesa y subraya la importancia de la competitividad en el sector de la automoción gallega

SANTIAGO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Desde la experiencia de presidir una comunidad donde el sector de la automoción pivota alrededor de una factoría como la de PSA Citroen en Vigo, Alberto Núñez Feijóo ha recomendado esta mañana a los sindicatos de la fábrica de Opel en Figueruelas que hagan «un esfuerzo» para cerrar un acuerdo sobre el nuevo convenio colectivo. Durante un desayuno informativo en Madrid, el presidente de la Xunta ha recomendado a los trabajadores de la planta de Aragón que si la multinacional les ofrece implantar el modelo que en la actualidad se utiliza en Vigo, se adapten a él.

De hecho, el actual convenio en vigor en la planta de Vigo, aprobado en noviembre de 2015, contó con el respaldo del 88% de los trabajadores y la mayoría de la representación sindical. En este convenio, que estará en vigor hasta el año próximo, la compañía aceptó implementar una nueva paga por objetivos de un máximo del dos por ciento del salario bruto anual, dependiendo del resultado económico del denominado Polo Ibérico —las plantas de Vigo, Madrid y Portugal—. Esto se sumaba a la ya existente paga por objetivos del 1,5% (como máximo) vinculada a los resultados de la propia factoría viguesa. Además, adquiría el compromiso de incorporar a jornada completa a un mínimo de 50 trabajadores al año procedentes de la bolsa de temporalidad, hasta un máximo de 230 durante la vigencia del convenio, que remata en 2019.

La estabilidad laboral y el mantenimiento de la competitividad en la factoría de Balaídos fue una de las claves que le permitieron recibir la adjudicación de nuevos modelos de la firma. La de Vigo es la planta que más unidades fabrica para la compañía, con seis líneas de producción abiertas que permiten ensamblar unos 1.700 vehículos diarios. En ella trabajan unos 6.000 operarios. En cifras globales, la automoción representa el 14% del PIB gallego y de ella dependen unas 22.000 familias, entre empleos directos de PSA, sus empresas auxiliares y los indirectos.

Núñez Feijóo quiso además dejar claro que, con independencia de lo que suceda respecto a la planta de Figueruelas, él no solicitará a PSA que se deslocalice la producción hacia la factoría de Vigo. «Soy una persona sensata, no haría una gestión para deslocalizar la planta», ha zanjado.