Efectivos de la Policía Científica, este martes en el lugar del muelle hundido
Efectivos de la Policía Científica, este martes en el lugar del muelle hundido - EFE
GALICIA

«Yo cerraría todo el paseo marítimo de Vigo con los ojos cerrados; los daños pueden estar extendidos»

Un profesor de la Escuela de Caminos de la UDC apunta al deterioro del hormigón por causas ambientales como detonante del colapso del muelle

SANTIAGOActualizado:

A falta de que en algún momento trascienda el contenido de los distintos informes periciales encargados por el Puerto de Vigo y la autoridad judicial, los expertos comienzan a barajar distintas hipótesis como causa del colapso del muelle del Parque de las Avenidas en la madrugada del pasado domingo, durante un concierto de música urbana, y que deja un saldo por el momento de 420 heridos. Para Manuel Herrador, profesor de Estructuras de Hormigón de la Escuela de Caminos de la UDC, la causa más probable del hundimiento de la dársena es «una pérdida de capacidad de carga» en la estructura provocada «por las agresiones ambientales».

«Si se ha llegado a ese punto, lo más fácil de señalar es la falta de mantenimiento». Y Herrador avisa: los daños que colapsaron esa parte del muelle pueden estar extendidos a todo el paseo marítimo». «Ahora mismo, yo ordenaría el cierre del paseo marítimo con los ojos cerrados», advierte, «no hay razón por la que una parte esté dañada y el resto no»

En declaraciones a ABC, asegura tener «una opinión bastante formada» sobre los detalles del trágico suceso aunque «todavía bajo la forma de presunción», pero «con los datos que tengo, esa estructura estaba diseñada y planteada para aguantar sobradamente el peso del concierto». Según sus cálculos, «en una aglomeración como la que había, habría unos 300 kilos de peso por metro cuadrado», frente a la tonelada que, según el proyecto, debería soportar el hormigón. «El salto de los asistentes al concierto podría haber forzado la resonancia incrementando la carga entre un 15 y un 20%, pero aun estaríamos en 500 o 600 kilos de peso, lejos de la tonelada», apunta, «yo descarto la resonancia».

El experto descarta «errores de ejecución» en la obra del muelle y que se produjera el fenómeno conocido como resonancia de materiales

Tampoco considera probable que existieran «errores de ejecución» en la obra. «Me sorprendería», reconoce, «porque nos habríamos dado cuenta antes, se manifiestan antes en la vida del hormigón, con grietas, movimientos inesperados, y no tanto con el colapso». Así que, descartadas estas opciones, «hay consenso en que lo que falló fue la estructura de hormigón». «Por muy preparado que esté el hormigón, 25 años en una zona de mareas sin mantener se carga cualquier estructura», resume.

«Una estructura de hormigón armado en un ambiente marino se deteriora a una gran velocidad con el tiempo», explica, «durante muchos años se nos vendió como un material que no necesitaba mantenimiento, y es así en algunas situaciones y condiciones», pero «en el mar no es así», y en los últimos años «el hormigón armado se ha sustituido por el hormigón en masa».

«Cuando el hormigón está cerca del mar, los cloruros de la sal marina son uno de los peores enemigos del acero en cuanto a corrosión, la disparan», detalla, «como el hormigón es poroso, esos cloruros pueden corroer el acero» y deteriorar la estructura, como parece que ha podido pasar en Vigo. El remedio es la prevención. «Parece que no ha habido mantenimiento de la estructura». Una simple «inspección» podría haber dado pistas del deterioro de la lámina de hormigón. ¿Cómo se actúa entonces? «Desde inyectar en fisuras, sustituir el acero dañado por uno nuevo, aplicar revestimientos especiales con morteros que protegen el acero más tiempo, revestimientos con polímeros reforzados con fibra», enumera, «depende muchísimo del momento en que se detecte el daño».

El arquitecto, indignado

Guillermo Vázquez Consuegra fue el arquitecto sevillano que redactó la parte de «Abrir Vigo al Mar» en la que se incluía el remozado de la dársena que se hundió el pasado domingo. Admite haber asistido a las noticias del suceso «con tristeza y rabia». «Conozco la situación de falta de mantenimiento, de abandono de todo el proyecto de abrir Vigo al Mar», relata a ABC en conversación telefónica, «desde que se acabó el proyecto, no ha habido ningún mantenimiento. La falta de mantenimiento de los espacios públicos es un mal endémico de este país, pero en Vigo alcanza niveles de paradigma. El estado de abandono ha sido total». Tras concluir la obra en 1997, se han sucedido corporaciones locales de PP, BNG y PSOE, partido este que ostenta la alcaldía desde 2007.

«He vuelto algunas veces por Vigo y la verdad es que no vuelvo más. Se me rompe el corazón cuando voy y veo el trabajo de más de 14 años de dedicación, veo el descuido, la desconsideración, la alta de respeto, la verdad es que es una gran decepción», se lamenta. «No entiendo cómo se pueden autorizar eventos de esta naturaleza sin que hubiese una inspección en profundidad del espacio donde va a tener lugar este espacios».

Vázquez Consuegra considera que el abandono al que se ha sometido a toda la infraestructura «es una falta de respeto a mi persona y al proyecto», que a su juicio «le venía grande a los regidores municipales de Vigo, no lo supieron entender. Era de escala metropolitana y lo han hecho pueblerino».«Jamás se me ha consultado nada sobre las modificaciones hechas» a posteriori, censura, [el muelle] «se ha utilizado para flujos de tráfico pesado que no estaban previstos en el proyecto. Todo ese material no ha respondido a las sobrecargas de camiones o el tráfico que se ha utilizado de manera no prevista en las bases de partida».