La AP-9 a su paso por la localidad coruñesa de Pontedeume
La AP-9 a su paso por la localidad coruñesa de Pontedeume - MIGUEL MUÑIZ
INFRAESTRUCTURAS

La AP-9 cambia de dueños: pasará a manos de tres fondos internacionales

El gigante Globalvía, de capital canadiense, holandés y británico, acuerda la compra que se podría formalizar en el último trimestre del año

SantiagoActualizado:

La autopista del Atlántico (AP-9) cambia de dueños y pasará totalmente a manos extranjeras. El gigante Globalvía participado por tres fondos internacionales ha acordado con Abanca, Kutxabank y Sacyr la adquisición del 55,6% de las acciones que las tres compañías tienen en Itínere Infraestructuras. La transacción se ha realizado por 723 millones de euros, tras haber valorado el 100% de la empresa en 1.300 millones de euros, según indica Sacyr en un hecho relevante a de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Actualmente, Abanca cuenta con el 23,81% de Itínere, Sacyr, con el 15,51%, y Kutxabank, con el 16,30%. Si la operación llega a formalizarse en el último trimestre del año, Globalvía pasaría a controlar el 55,6% de Itínere. Las otras dos accionistas de Itínere, Liberbank, con el 5,8 % de participación, y Corsair (otro fondo estadounidense), con el 37,9 %, se han mostrado en contra de la venta. Por medio de Audasa y Autoestradas de Galicia, Ítinere gestiona en Galicia, además de la AP-9, la AG-57 (Puxeiros-Val Miñor), la AG-55 (A Coruña-Carballo) y la AP-53 (Santiago-Dozón).

Globalvia nació en 2007 fruto de la unión de los intereses en el sector de las infraestructuras de los grupos FCC y Bankia. Pero desde marzo de 2016, los fondos de pensiones OPTrust (Canadá), PGGM (Holanda) y USS (Reino Unido) son los propietarios del 100% de las acciones de la compañía. Con la compra de parte de Itínere, la cartera de activos de Globalvía pasaría, así, de los 26 actuales a 32 distribuidos en siete concesiones ferroviarias y 25 autopistas, con más de 2.300 kilómetros, situados en ocho países diferentes y dando servicio a cerca de 300 millones de usuarios anuales. Según un comunicado de la gestora de infraestructuras, esta operación se enmarca en su estrategia de crecimiento que ha venido materializando estos últimos años, con las compras de diversos activos en Estados Unidos, Portugal y Chile.

Por su parte, informa Efe, Sacyr ha comunicado que su actual participación en Itínere asciende a 202 millones de euros y que los fondos obtenidos tras la operación serán utilizados para la reducción parcial de la deuda corporativa.

La ejecución de la operación está sujeta al cumplimiento de las condiciones suspensivas habituales en este tipo de transacciones y a la obtención de autorización por parte de las autoridades de competencia.