El etarra Cubillas denunció en 2003 persecuciones de la Policía española

Se quejó a la Fiscalía General de Venezuela dirigida por Isaías Rodríguez que ayer insinuó torturas al 'comando Imanol'

EP
MADRID Actualizado:

El enlace de ETA en Venezuela, Arturo Cubillas Fontán, reclamado por la Justicia española, denunció en 2003 ser objeto de persecuciones y vigilancias en el país caribeño por parte de policías españoles. El presunto etarra presentó esta queja ante distintas instituciones públicas, entre ellas, a la Fiscalía General de Venezuela que entonces dirigía Isaías Rodríguez, el actual embajador de ese país en España.

En febrero de 2003, Cubillas denunció estas presuntas persecuciones ante el defensor del Pueblo venezolano, Germán Mundaraín. Días antes ya había hecho esta misma denuncia en una emisora de radio local y además remitió una comunicación tanto al Ministerio del Interior y Justicia como al Ministerio de Asuntos Exteriores y a la Fiscalía General de Venezuela, al frente de la cual estaba Julián Isaías Rodríguez. Según relató el propio Cubillas, los policías les seguían portando un transmisor y un audífono.

También denunció que él y su esposa fueron seguidos de cerca por presuntos policías españoles hasta su casa y hasta su puesto de trabajo.

Insinuaciones de tortura

Ayer, Isaías Rodríguez señaló en rueda de prensa que su país tiene "serias dudas" de que las declaraciones de Javier Atristain y Juan Carlos Besance asegurando que recibieron cursos de formación en Venezuela por parte de los terroristas Arturo Cubillas Fontán y José Lorenzo Ayestarán hayan sido "totalmente voluntarias". Horas después, aclaró que no era su intención "imputar ni soborno ni tortura", si bien reiteró sus "dudas" respecto a que ambos hayan declarado de forma "voluntaria". Arturo Cubillas, al que se le acusa de liderar la colonia de etarras en Venezuela y adiestrar a etarras en ese territorio desempeña un cargo de seguridad en un Departamento del Ministerio de Agricultura del Gobierno chavista pese a que cuenta con un largo pasado terrorista.

Se le acusa al menos de tres asesinatos y fue detenido el 18 de julio de 2002 en Venezuela, y fue puesto en libertad al cabo de unas horas porque en aquel momento no figuraba en la lista de etarras reclamados por la Audiencia Nacional, a los que la Fiscalía del país sudamericano ordenó su busca y captura.

Cubillas fue deportado a Venezuela y se le considera el cabecilla de los etarras que residen en el citado país, donde regentó el restaurante Oker's (nombre del comando al que perteneció). Nació el 6 de diciembre de 1964 en San Sebastián.