Alejandro Jiménez en una foto difundida por el Rugby Club Ponent Mallorca
Alejandro Jiménez en una foto difundida por el Rugby Club Ponent Mallorca - ABC

La familia del militar mallorquín fallecido en unas maniobras envía una emotiva carta a la Legión

En la misiva se agradece «de todo corazón» la atención recibida y se ensalza la «grandeza» de este cuerpo

Actualizado:

La familia del legionario mallorquín Alejandro Jiménez, fallecido de manera accidental el pasado lunes durante unas maniobras, ha enviado una emotiva carta a la Legión, para agradecer el trato recibido desde que tuvo lugar el trágico suceso. La misiva ha sido hecha pública en la página oficial de Facebook de Amigos 3º Tercio D. Juan de Austria. Cabe recordar que Alejandro Jiménez pertenecía al citado tercio, con base en Viator, en la provincia de Almería.

«Me dirijo a ustedes para comunicaros que la familia del caballero legionario Alejandro Jiménez Cruz ha quedado maravillada con el trato y el acogimiento que nos habéis brindado a toda la familia», empieza el escrito, para añadir: «En este luctuoso suceso, siempre es bien recibido el calor de las personas que han compartido con tu ser querido los últimos momentos o etapas de su vida».

«La legión nos ha dejado una impronta que no olvidaremos en la vida. Teníamos un familiar legionario que hemos perdido desgraciadamente, pero a partir de este momento hemos ganado una familia de la cual nos sentimos parte», prosigue la carta, en la que también se agradece «de todo corazón» la atención recibida. «Yo, tío y padrino de Alejandro, subinspector del Cuerpo Nacional de Policía con 25 años de servicio, me arrodillo ante vosotros, los caballeros legionarios, porque me habéis demostrado como corporación y como familia, la grandeza de este cuerpo», recalca el escrito. «De todo corazón y en nombre de toda la familia del caballero legionario Alejandro Jiménez Cruz, muchas gracias y seguid con vuestra gran labor. Viva España», concluye la emotiva carta.

Alejandro Jiménez —apodado cariñosamente «Jota»— había nacido en la capital balear hace 22 años. Como se ha señalado, murió en la tarde del lunes de un disparo accidental, durante unas maniobras que se estaban llevando a cabo en las instalaciones de tiro de Agost, en la provincia de Alicante. Desde entonces, las muestras de condolencia y de apoyo a la familia han sido constantes, por ejemplo por parte del Rugby Club Ponent de Palma, en el que «Jota» jugó durante varios años. Cabe recordar, en este contexto, que el pasado miércoles le fue impuesta la Medalla al Mérito Militar con Distintivo Amarillo por haber fallecido en acto de servicio.