Imagen de Toni Gaspar en la reunión con los trabajadores de Divalterra
Imagen de Toni Gaspar en la reunión con los trabajadores de Divalterra - ABC
Política

Toni Gaspar transmite a los trabajadores de Divalterra su hoja de ruta para la empresa

Todos los grupos políticos de la Diputación de Valencia han sido informados también por el presidente

VALENCIAActualizado:

El presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, ha acudido en la mañana de este jueves a la sede de la empresa pública Divalterra, donde ha mantenido un encuentro con una veintena de miembros del comité de empresa, integrado por los sindicatos CSIF, UGT y CCOO.

En el encuentro con los representantes de los trabajadores, Gaspar ha informado del trabajo que se está realizando de cara al futuro de la empresa, como ha hecho también con los distintos grupos políticos que forman el ejecutivo provincial y los responsables de los partidos políticos en la oposición, con la intención de obtener el máximo consenso posible en la elaboración de esta hoja de ruta.

El futuro de Divalterra, con cerca de 700 trabajadores y un presupuesto que en el presente ejercicio roza los 23 millones de euros, pasa por los informes encargados a los servicios jurídicos de la corporación, que determinarán las opciones viables para la transformación jurídica de la empresa, entre las que decidirá el nuevo consejo de Divalterra.

La finalización de esos informes marcará la fecha de la próxima Junta General de Divalterra, en la que el orden del día constará fundamentalmente de dos puntos: el nombramiento del nuevo consejo, que contará con 12 miembros frente a los 14 de la etapa anterior que representaban a los seis grupos políticos que integraban la Diputació; y la elección de la nueva figura jurídica de la empresa, que finalmente podría constituirse como un organismo autónomo, como es el caso del Patronat de Turisme o el Palau de la Música, o una entidad pública empresarial, como es el Palacio de Congresos, por ejemplo.

Imagen de la reunión
Imagen de la reunión - ABC

En cualquier caso, la intención del equipo de gobierno de la Diputació es garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo en Divalterra, como avanzaron el presidente y la vicepresidenta en los días previos y posteriores al nombramiento de Toni Gaspar. En esta línea, los responsables políticos de la institución han buscado la buena sintonía con todas las partes implicadas en el futuro de Divalterra, esbozando la composición de un consejo paritario entre políticos y técnicos y con una importante novedad, como es la presencia de un representante de los trabajadores.

De esta forma, los trabajadores de Divalterra tendrán voz y voto en el futuro de la empresa, al estar dentro de un consejo que contará además con seis representantes políticos, uno por partido, y cinco funcionarios técnicos, entre los que habrá una importante presencia de habilitados nacionales, así como también la de un consejero delegado.

Una vez nombrado el consejo y resuelta la figura jurídica sobre la que operará la empresa, se podrán tratar otras cuestiones internas, como las reivindicaciones laborales que la plantilla ha venido manteniendo en los últimos años. Así lo ha explicado Gaspar en el encuentro con el comité de empresa, en el que el presidente ha insistido en su intención de abordar esta hoja de ruta con absoluta inmediatez.