Pedro Sánchez y Ximo Puig, este lunes en Valencia
Pedro Sánchez y Ximo Puig, este lunes en Valencia - MIKEL PONCE
Política

Sánchez se abre a una negociación con Rajoy del nuevo modelo de financiación autonómica

El líder del PSOE exige al presidente del Gobierno que presente su propuesta antes de que finalice el año

VALENCIAActualizado:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha exigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que presente una propuesta de reforma del modelo de financiación autonómica antes del 31 de diciembre. Una vez la conozca, se ha ofrecido a «abrir un proceso de negociación» fuera de la comisión parlamentaria del Congreso y paralela a la que se mantenga en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Tras la reunión entre la permanente del PSOE y la ejecutiva de los socialistas valencianos -en la que ha participado Ximo Puig-, Sánchez se ha mostrado dispuesto a llegar a un acuerdo bajo dos premisas iniciales: que se incluya la igualdad en el acceso a los servicios públicos básicos -como Sanidad y Educación- en todos los territorios y que se garantice la suficiencia económica de las comunidades autónomas. Abogaría, igualmente, por una reforma fiscal que reflejarán en sus presupuestos alternativos a los del PP que presentarán a principios de año.

La propuesta de financiación del PSOE, ha asegurado, contará con el respaldo de todos los dirigentes autonómicos socialistas, aunque actúan como «un partido federal».

Sánchez ha pedido al Ejecutivo central que «cumpla» con los compromisos adquiridos en la Conferencia de Presidentes el pasado mes de enero y ha censurado que haya tenido cinco años para reformar la financiación. En este sentido, ha criticado a Rajoy y al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, por su «desidia» y su «hipocresía» al no haber iniciado ya el cambio del modelo.

Sobre el cupo vasco, ha asegurado que su partido «no va a bloquear» la aprobación, pero ha lamentado que no hayan podido conocer antes de ese debate la propuesta de reforma de financiación autonómica puesto que hay «16 comunidades más».

En el encuentro de este lunes se ha aprobado una resolución en la que defienden «ensanchar» la base fiscal mediante una reforma impositiva; adecuar la regla de gasto a las necesidades de los servicios públicos que prestan los Ayuntamientos; que las entidades locales puedan destinar el superávit a políticas de empleo, de juventud, de igualdad, etc.; flexibilizar las restricciones a la concertación de operaciones de endeudamiento por parte de las entidades locales no incursas en los supuestos de la Ley de Estabilidad; o una modificación en la regulación de la tasa de reposición de los efectivos de la Administración local, de manera que alcance en los servicios de interés prioritario el 150% y en el resto un 100%.

Deuda histórica

Sánchez también ha aprovechado para hacer especial hincapié en la situación de la Comunidad Valenciana dos días después de la manifestación convocada por los principales sindicatos que recorrió las calles de Valencia para reclamar una financiación justa. Así, ha hecho suyas las reivindicaciones del jefe del Consell, Ximo Puig, y ha expresado su «solidaridad» con el territorio. Además, ha pedido el reconocimiento de la deuda histórica.

Por su parte, Ximo Puig ha recordado que el debate del nuevo modelo «no puede ser ni entre las comunidades autónomas ni entre partidos, sino que debe ser el Gobierno el que garantice el acceso en igualdad de condiciones a los servicios básicos de todas las autonomías sin que exista discriminación».

De esta forma, ha agradecido la «sensibilidad» de la ejecutiva Federal y del secretario general Pedro Sánchez con las problemáticas de los valencianos y con la mejora de la financiación.