Puig con responsables de la Conselleria de Agricultura y de la Abogacía de la Generalitat, analizando la sentencia del Supremo sobre el Tajo
Puig con responsables de la Conselleria de Agricultura y de la Abogacía de la Generalitat, analizando la sentencia del Supremo sobre el Tajo - EFE
Agua

Puig asegura que el trasvase Tajo-Segura está «garantizado» y buscará consenso para los cambios

El presidente descarta recurrir la sentencia del Supremo ante la UE y creará una «célula de vigilancia» para los nuevos caudales ecológicos

VALENCIAActualizado:

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha lanzado un mensaje de «tranquilidad» a los regantes asegurando que el trasvase Tajo-Segura «sigue vigente» y está «garantizado», tras la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que anula parcialmente el Plan Hidrológico del Tajo. Para fijar los nuevos caudales ecológicos en el cauce medio del río, el dirigente autonómico buscará el consenso con otros territorios.

A su juicio, este fallo judicial no supone "ruptura del status quo actual", sino que abre "una nueva oportunidad" para legislar mejor.

"Expresar con toda rotundidad que el Tajo-Segura sigue siendo una realidad y está vigente a todos los efectos", ha enfatizado Puig para incidir en que "en el corazón de la sentencia no hay un sentimiento antitrasvasista ni ninguna consecuencia directa".

Así lo ha remarcado Puig, en atención a los medios de comunicación, tras mantener este miércoles una reunión con responsables de la Conselleria de Agricultura y con la Abogacía para estudiar la sentencia del alto tribunal que anula algunos artículos del Plan Hidrológico del Tajo por no fijar caudales ecológicos en Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina. Esta sentencia, emitida el pasado 11 de marzo, resuelve el recurso contra el vigente Plan Hidrológico de la cuenca del Tajo aprobado por el Real Decreto 1/2016.

El 'president' ha explicado que han estudiado la sentencia, que no recurrirán, para "actuar con rigor y sin hacer lecturas interesadas, parciales y partidistas" y, tras este trabajo, la Generalitat ha concluido que la sentencia "consolida la norma reguladora del sistema Tajo-Segura" de 2014 que "en absoluto queda invalidada", ha remarcado.

Según su análisis, "afianza y jerarquiza los usos por encima de las pretensiones territoriales". Asimismo, ha destacado que "se abre una ventana de oportunidad para legislar mejor el sistema del trasvase y el sistema hidrográfico español".

Ha señalado que la decisión del Supremo pone de manifiesto la "preocupación" por los caudales ecológicos, una cuestión que interesa a la Comunitat por la importancia de contar con "un río vivo y con futuro". De hecho, ha puntualizado que la fijación de un caudal ecológico no tiene que suponer que se trasvase menos agua ya que la propia sentencia "recoge flexibilidad dependiendo del momento", ha detallado.

Atención «permanente»

En cualquier caso, Puig ha avanzado que se va a crear una "célula permanente de vigilancia" para evitar "interpretaciones sesgadas" de la sentencia que ha negado que sea "devastadora" para la Comunitat como se ha planteado desde algunos ámbitos. "El sistema Tajo-Segura, en función de esta sentencia, continúa estando garantizado", ha insistido.

Puig ha destacado la política en materia hídrica que ha llevado a cabo la Generalitat Valenciana y que se ha basado en la corresponsabilidad. "La política del agua siempre lleva consigo mucha emoción y a veces poca razón, pero en nuestro caso hemos asumido la corresponsabilidad buscando todas las fórmulas para sumar recursos y sinergias e impulsando la desalinización, la modernización de riegos y la reutilización", ha enfatizado.

En este punto, ha solicitado al Gobierno de España que "en el futuro se invierta mucho más" que en los últimos años con el objetivo de mejorar la eficiencia y la reutilización, especialmente en la zona alta del Tajo.

Puig ha admitido que no ha hablado con su homólogo en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, aunque ha señalado que entiende que "cada uno tiene que defender sus intereses generales". No obstante, ha considerado que abrir espacio de confrontación en esta cuestión "no es responsable".

Preguntado por la petición del PP de reunir a la Diputación Permanente de Les Corts para que todos los partidos aprueben garantizar la permanencia del trasvase Tajo-Segura, Puig ha apuntado que es el poder legislativo el que tiene que tomar esta decisión.

"La posición de la Generalitat es la defensa de los intereses de los regantes y no hacer política de confrontación con el agua. Eso forma parte del pasado. Nosotros queremos ser efectivos y ayudar de verdad a los regantes y no generar guerras del agua que tan mal han traído a la Comunitat y al conjunto del sistema", ha subrayado.