Minuto de silencio en el Ayuntamiento de Planes en repulsa por el crimen, este martes - EFE
Alicante

Las pruebas y la declaración del novio de la víctima, «más que suficientes» para esclarecer el crimen machista de Planes

El Gobierno solicita respeto para el trabajo policial y judicial para «determinar las causas finales de este hecho»

ALICANTEActualizado:

Las pruebas periciales son «más que suficientes» y la declaración del propio sospechoso permitirán con toda seguridad esclarecer el crimen de Planes, según ha explicado este martes el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, acerca de la investigación de la muerte de una mujer degollada en el municipio alicantino de Planes el pasado sábado.

La víctima, Sheila, de 29 años de edad, había iniciado hace uno su relación sentimental con su presunto verdugo, Jorge B. C. con quien tenía un bebé de cuatro meses que se encontraba cerca de su cadáver en el momento de su muerte.

Aunque ambos habían nacido en Alcoy, la joven había vivido un tiempo en Calafell (Tarragona), donde la noticia de su trágico final ha causado honda consternación. Algunos la recordaban porque trabajó en algunos bares de marcha y en su página de Facebook consta que estudió en la Escuela de Diseño de Alcoy y también en la Academia Llongueras, además de trabajar como modelo, actriz y bailarina.

Cinco huérfanos

El delegado del Gobierno ha relatado que en la vivienda de Planes donde se produjo su muerte violenta solo estaba el menor de los cinco hijos de la mujer -el que tenía en común con el detenido-, mientras que los otros cuatro están bajo la custodia de la Generalitat.

El crimen puede quedar "perfectamente claro" con los elementos con que cuentan los investigadores, según Fulgencio, quien ha precisado que el caso aún no se contabiliza como violencia de género porque esto lleva "proceso complejo", aunque "todas las circunstancias apuntan a que pudiera ser así".

Sin embargo, ha insistido en solicitar respeto para el trabajo policial y judicial para "determinar las causas finales de este hecho", sobre el que existe secreto de sumario. El delegado del Gobierno se ha pronunciado en estos términos en atención a los medios tras participar junto al 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, en una concentración a las puertas de la sede de la Delegación del Consell en Alicante como muestra de repulsa a este crimen.

Asimismo, ha recalcado que si se confirma que se trata de un caso de violencia de género, sería la octava en España, la primera en la Comunitat Valenciana este 2019 y la 983 desde que se contabilizan estos datos.

"Las cifras lo dicen todo, tenemos un grave problema como sociedad y tenemos que terminar de despertar", ha afirmado y para ello ha reclamado "todos los medios", medidas que dependen de que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE) porque "afrontan con realismo" la lucha contra la violencia de género.

Finalmente ha hablado de la necesidad de un cambio de roles, educativo y el "rechazo como sociedad claro y contundente" a estas "formas de expresión" que atentan contra "la mitad de la sociedad".