Timothy Brown, en la inauguración del congreso sobre SIDA en Alicante, este miércoles
Timothy Brown, en la inauguración del congreso sobre SIDA en Alicante, este miércoles - EFE
Alicante

El primer enfermo que se curó del SIDA anuncia nuevos casos de recuperación

El conocido como «Paciente Berlín» insta a autorizar en Europa el tratamiento PrEP que se utiliza con éxito en Estados Unidos

ALICANTEActualizado:

Timothy Brown, el primer enfermo que se curó de la infección de VIH, el virus causante del sida, ha anunciado este miércoles en Alicante varios casos más de recuperación de los que ha tenido conocimiento y que dan pie a la esperanza para millones de afectados en el mundo.

El norteamericano ha revelado que podría haber un nuevo paciente similar a él en Seattle (Estados Unidos), que, de confirmarse, se sumaría a un segundo ya confirmado y a un tercero en estudio.

Asimismo, Brown ha recordado que, después del suyo (por el que se le conoce como 'Paciente Berlín'), se ha documentado y publicado mundialmente el caso de un paciente de Londres en el que ha desaparecido el rastro del VIH en sangre dieciocho meses después de un trasplante de médula.

Hay un tercer enfermo de Dusseldorf (Alemania) que aún no está confirmado pero que pronto podría ser el tercer curado y este miércoles, Brown ha asegurado que hay otro paciente en Seattle (Estados Unidos) que lleva año y medio sin rastro de infección, lo que le añadiría a esta reducida lista.

En una rueda de prensa en Alicante para presentar el XIX Congreso Nacional sobre el Sida e Infecciones de Transmisión Sexual, Brown ha manifestado que "hay que ser cautos" pero que "parece que se está replicando" el modelo que consiguió su propia curación, un hecho que le hace feliz porque está encantado de que esta "pequeña familia" crezca.

El XIX Congreso Nacional sobre el Sida e Infecciones de Transmisión Sexual está organizado por Seisida, una entidad que agrupa a profesionales sanitarios, pacientes y diferentes organizaciones que tienen como objetivo "conseguir que mejore la calidad de vida de las personas con VIH", según ha manifestado la presidenta del congreso, María José Galindo.

Junto al 'Paciente Berlín' y Galindo también han atendido a los medios Juan Carlos López, presidente de Seisida, y Joaquín Portilla, copresidente del congreso.

Hándicap en Europa

Brown ha solicitado que se extienda por Europa la profilaxis pre-exposición (PrEP), un tratamiento que evita las infecciones por VIH en el caso de que se mantengan relaciones sexuales con un infectado y que se puede adquirir sin problemas en Estados Unidos, pero que no está aprobado todavía en España.

"Soy una persona sexualmente activa", ha indicado el paciente norteamericano, "y siempre que mantengo relaciones tomo el PrEP".

En este punto, López ha indicado que "aunque el Plan del Sida está trabajando en ello, la realidad es que el PrEP aún no se puede prescribir" en España.

Y una de las principales preocupaciones del sector de la ciencia dedicado al tratamiento del VIH es, precisamente, evitar que el virus siga expandiéndose ya que "en España hay aproximadamente unas 27.000 personas infectadas que no lo saben", de un total de 150.000.

Junto a Brown -que ya no toma los medicamentos antirretrovirales- y la posible implementación del PrEP, el congreso, que inaugura este miércoles la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, abordará también otros "retos" planteados en torno al Sida y el VIH, principalmente "el envejecimiento de las personas infectadas", ha adelantado Galindo, "debido a que el Sida se ha conseguido convertir en una enfermedad crónica".

Igualmente, la presidenta del congreso ha asegurado que hay que afrontar "un relevo generacional" entre los médicos y los investigadores que se dedican a esta enfermedad, y también en los sectores "activista y de la comunicación".

Conocido como 'Paciente Berlín' porque fue allí donde se sometió al tratamiento que acabó curándole, Brown ha desgranado todo lo que tuvo que pasar desde que, en 1995, fuera diagnosticado como infectado por el VIH.

Doce años después, en 2007 y "durante un viaje por Europa", ha recordado, comenzó a sentirse mal y le diagnosticaron leucemia.

Un primer trasplante de médula no resultó y para el segundo, los médicos eligieron a un donante con una mutación que le hacía inmune al virus del Sida.

"Aunque mi pareja de entonces me pidió que siguiera con el tratamiento de retrovirales", ha manifestado Brown, "yo decidí dejarlo el mismo día del trasplante".

Esta decisión fue la que denotó que el trasplante había sido eficaz, tanto contra la leucemia como contra el VIH, y desde entonces, ha bromeado Brown, "estoy contento y feliz y solo padezco de alergias".