Imagen del mapa denunciado por el Ayuntamiento
Imagen del mapa denunciado por el Ayuntamiento - ABC
Política

El PP activa una campaña para que las familias puedan denunciar casos de «catalanización» en las aulas

Los populares reprochan el «adoctrinamiento» en centros públicos de la Comunidad Valenciana

VALENCIAActualizado:

Primero fue el mapa de los «países catalanes» en un instituto público de Ibi y ahora ha sido el turno de Benicàssim. Ante esta sitacuón, el Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV) ha anunciado este viernes que pondrá en marcha una campaña de moviliación por las tres provincias valencianas para que las familias puedan denunciar y poner en conocimiento la existencia de elementos catalanistas en las aulas de la Comunitat.

Así lo ha explicado la portavoz de Educación del GPP y secretaria Ejecutiva del ramo, Beatriz Gascó, quien ha señalado que la iniciativa se pone en marcha ante el malestar de los padres y la “oleada de casos” de adoctrinamiento que se van conociendo en la Comunitat Valenciana ante “la mirada cómplice del conseller de Educación, Vicent Marzà".

“Es perverso que las únicas noticias que encontramos de la Comunitat Valenciana en ámbito nacional sean casos de adoctrinamiento” y ha advertido que Marzá no puede hacer de “la impunidad” su hoja de ruta.

Por todo ello, Gascó ha señalado que es “insultante” que Marzá “el Impasible” mire hacia otro lado cada vez que "conocemos denuncias por adoctrinamiento en las aulas”. Lejos de eliminar los elementos catalanistas en los colegios, ha advertido, “Marzà quiere promoverlos y normalizarlos”. Gascó ha adelantado que el PP “no va a permitir que Compromís convierta nuestras escuelas en centros de ideologización catalanistas”.

Para evitarlo el PPCV articulará medidas en las tres provincias para que las familias “puedan denunciar libremente y sin miedo a represalias” al tiempo que ha adelantado que presentarán una bateria de iniciativas para que la Generalitat actúe y no se utilice las escuelas como “herramientas de ingeniería ideológica”.

Para ello, se mantendrán encuentros en Valencia, Alicante y Castellón con la comunidad educativa, se realizarán reuniones en las comarcas, se habilitarán determinados cauces de comunicación para que los padres puedan hacernos llegar sus quejas, se nombrarán a responsables en cada zona para que sirvan de lanzadera con las asociaciones de padres con el objetivo de conocer de primera mano la situación y centralizar las quejas, unas denuncias que se pondrá en conocimiento de las instituciones pertinentes para “poner fin a la manipulación de nuestros hijos”.

Imagen de un mapa de los «países catalanes» en un instituto de Ibi
Imagen de un mapa de los «países catalanes» en un instituto de Ibi - ABC

“No vamos a consentir que Marzà convierta la Educación en un chiringuito catalanista, y ante su pasividad habilitaremos los mecanismos necesarios para que las familias denuncien”, ha señalado.

Gascó ha advertido que con su política educativa el Consell incumple y desobede la Ley Orgánica de Educación, la Ley de la Administración Local, la que regula la creación de las escuelas infantiles, el Estatuto de Autonomía, la Constitución, la ley del estatuto básico del empleado público, la Llei d’Us y Ensenyament en Valencià, quizá para “poner en práctica lo que Marzà escibió en su propio blog: ‘sin desobediencia no hay independencia’”.

Por todo ello, ha lamentado que Marzà “de la callada por respuesta” ante un episodio más de adoctrinamiento en las aulas valencianas y le ha recordado que la conselleria “tiene la obligación de actuar ante este tipo de situaciones”. Sin embargo, cada vez que las denuncias tienen que ver con temas catalanistas, Marzá aplica el “silencio administrativo” para que la ideología nacionalistas “campe a sus anchas por los colegios valencainos, con total impunidad”.

Gascó ha lamentado que “llueve sobre mojado” ya que en la Comunitat Valenciana “no hay dia en el que no nos levantemos con nuevos casos de adoctrinamiento, sin que haya ningún movimiento por parte de la conselleria".