Minuto de silencio en repulsa por el asesinato de Calpe, con zapatos rojos en recuerdo de otras víctimas, este martes en Alicante - EFE
Alicante

La mujer asesinada en Calpe vivía «un infierno» con su pareja

Las amistades de la víctima sabían que sufría un «terror absoluto» y la subdelegada del Gobierno en Alicante insta a denunciar estas situaciones

ALICANTEActualizado:

La mujer asesinada presuntamente por su pareja en Calpe este lunes vivía «un infierno» por esta relación, según las impresiones que han transmitido a los investigadores las amistades de la víctima, cuando se ha sabido que su agresor se ha negado a declarar y sigue hospitalizado -y detenido- tras su operación quirúrgica por las heridas que se autoinflingió con la intención de suicidarse.

En una jornada marcada por los actos de condena de este asesinato machista en diferentes localidades de la Comunitat Valenciana, la subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador, ha revelado la situación de la víctima y ha pedido que se denuncie siempre que se sepa que hay una mujer "aterrorizada".

Poblador ha encabezado el minuto de silencio guardado a las puertas del Instituto Social de la Marina en Alicante en repulsa por el asesinato de esta mujer, de 57 años y origen belga, en Calpe, donde residía desde hacía dos años y medio con su pareja, un hombre de 61 y de la misma nacionalidad.

Tras revelar que las amistades de la víctima de Calpe "sabían que ella estaba rodeada de un terror absoluto", ha insistido: "Si sabemos que una persona está aterrorizada, tenemos que ir y denunciarlo sin miedo. El miedo paraliza y las víctimas están a veces paralizadas por el miedo. Para eso estamos los demás, para ayudarles", ha insistido.

Mientras, unos zapatos de color rojo abandonados en la acera, carteles con el nombre de mujeres asesinadas por la violencia machista y una pancarta con el lema 'No más violencia de género. Ni una menos' servían para expresar la "enérgica repulsa" de la Subdelegación de Gobierno de Alicante, el detenido por el presunto asesinato se ha negado a declarar y continúa detenido en el hospital, donde está ingresado tras haberse intentado suicidar.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, tras presidir el minuto de silencio guardado frente a la Delegación del Gobierno en Valencia, ha confirmado, además, que no existían denuncias previas por parte de la fallecida.

Concentración por el mismo crimen en Valencia, frente al Palau de la Generalitat
Concentración por el mismo crimen en Valencia, frente al Palau de la Generalitat - EFE

Los hechos sucedieron sobre la una y media de la madrugada del lunes, en una vivienda de la urbanización Vallesa, en Calpe, donde la hija de la víctima encontró a su madre con una herida por arma blanca en el tórax y al hombre con varias puñaladas en el cuerpo.

El hombre fue trasladado a un centro hospitalario donde fue intervenido, y según Fulgencio, después de la operación y de recuperarse de la anestesia estaba en condiciones de ser interrogado por los investigadores del caso, pero se ha negado a declarar.

La vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha manifestado que "la sociedad valenciana está enfrentada con agresores y asesinos que se creen en el derecho de arrebatar la vida a las mujeres porque no aceptan las relaciones igualitarias y la libertad de las mujeres".

Minutos de silencio

Oltra ha hecho estas declaraciones tras los tres minutos de silencio que se han guardado delante del Palau de la Generalitat de València en memoria de la víctima, una concentración a la que ha asistido el president de la Generalitat, Ximo Puig, y el conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, y otros miembros del Consell, diputados autonómicos y representantes políticos y sociales.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha asistido también a esta concentración tras reunirse con Ximo Puig, y ha expresado: "Tenemos que esforzarnos en políticas preventivas, educativas, en fomentar actitudes tolerantes y de respeto desde la infancia y desde los centros educativos, porque la violencia no conduce a ningún sitio".

Por su parte, la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, que ha participado en el minuto de silencio convocado a las puertas del Ayuntamiento de Elche, ha mostrado el compromiso del Gobierno valenciano de seguir luchando contra el terrorismo machista, con los recursos necesarios y con una mejor coordinación de todos.