Guillem Bertomeu - Lletraferit

A vueltas con lo mismo

«Preferimos cualquier certidumbre, aunque sea mala, que la incertidumbre por desconocida»

Guillem Bertomeu
Actualizado:

No han pasado ni cuatro meses y ya nos amenazan con una subida de impuestos en la capital del Turia. Ha sido como la última sorpresa tras las vueltas vacacionales. Ahora que venís descansados queridos vecinos... regalito.

Las gotas frías pasan, la de este año ha sido más que dura por nuestro territorio, pero el tiempo hará que todo vuelva a su cauce con mayor empeño si cabe. Lo que parece que, como siempre, ni con empeño ni sin él, es lo que le pasa por la cabeza a nuestros líderes políticos «adolescentes», Feijóo dixit. Seguimos dándole vueltas a estadísticas, encuestas de laboratorio y reparto de cargos dentro y fuera del Gobierno y siguen pasando los meses.

En la Comunitat Valencianas los socios del Botànic 2 siguen con una calma tensa, con un ojo mirando al día de un Gobierno descafeinado y con el otro calentando la precampaña electoral.

Ross Perot, director general de General Motors, y en diversas ocasiones presidenciable a los EEUU, hablaba de la carga de la burocracia. Ponía el propio ejemplo de su empresa donde si se veía una serpiente se contrataba de inmediato a un consultor de serpientes, para luego montar una mesa de negociación sobre serpientes y así seguir discutiendo sobre la situación unos años y así pasar el tiempo para casi seguro salir con una misma conclusión. Ninguna.

Imagen de Joan Ribó y Enric Morera tomada este lunes en Valencia
Imagen de Joan Ribó y Enric Morera tomada este lunes en Valencia - MIKEL PONCE

Somos criaturas de costumbres. Preferimos cualquier certidumbre, aunque sea mala, que la incertidumbre por desconocida. Y así seguimos, con la posibilidad de unas cuartas elecciones en dos años y con los mismos líderes con más cara de tomadura de pelo que de otra cosa.

Al igual que de la gota fría, con la que no hay que bromear, los valencianos también somos especialistas en dar la campanada a nivel deportivo, y no hablo del gran campeonato del mundo de nuestra selección de baloncesto, hablo como bien titulaba mi compañero de columnas Vicente Ordaz de los «Derribos Lim» y su nefasta gestión del Valencia Club de Fútbol. Con correctivo incluido el pasado sábado y con la vista puesta en Stamford Bridge, con nada halagüeño a la vista. En fin, se acabó el verano.

Guillem BertomeuGuillem Bertomeu