Imagen de una de las gradas de los conciertos de Viveros
Imagen de una de las gradas de los conciertos de Viveros - ABC
Sucesos

Fuset rechaza cualquier responsabilidad del Ayuntamiento de Valencia en el accidente de Viveros

El concejal de Cultura Festiva defiende que se enteraron del suceso el 3 de julio, a pesar de haber ocurrido el 27 de junio

Valencia Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ha rechazado cualquier responsabilidad del Ayuntamiento de Valencia en el accidente laboral que provocó la muerte de un trabajador una semana después de que sufriera una caída mientras montaba una grada para los conciertos de Viveros.

Fuset ha reiterado, en rueda de prensa, sus condolencias a la familia y ha defendido que actuaron en cuanto conocieron el accidente, además de facilitar la documentación que demuestra que se actuó en cumplimento estricto de la legalidad, ha informado el consistorio en un comunicado.

Ha indicado que pondrán a disposición del jefe de inspección de la Generalitat toda la documentación de que disponen y la que han requerido a la Asociación de Promotores Musicales de la Comunitat Valenciana, encargada de la organización de los conciertos, porque ve "imprescindible" posicionarse "al lado de los trabajadores".

Tras detallar la cronología de lo acontecido desde que se produjo el accidente, el día 27 de junio, ha asegurado que la seguridad de los propios conciertos de Viveros, "está absolutamente garantizada" y ha apostillado: "Este Ayuntamiento no se ahorra ni un céntimo en materia de seguridad y somos extremadamente vigilantes".

"Queremos colaborar al máximo, a pesar de que no tengamos responsabilidad directa sobre lo ocurrido, como así han corroborado también desde el Servicio Jurídico del Ayuntamiento, en el esclarecimiento de los hechos de este lamentable accidente", ha resaltado y ha defendido dar la máxima transparencia.

Ha relatado que durante el pleno municipal del jueves conocieron "un rumor no contrastado" sobre el accidente por "terceros" y, según Fuset, la asociación de promotores verbalmente restó gravedad al asunto y la empresa adjudicataria negó el accidente.

El edil ha recordado que fue el lunes por la tarde cuando aparece en redes sociales la primera información de un accidente con un herido grave y ante la "alarma social generada", la Policía Local se lo confirma y después conoce el atestado.

"Esa es la primera vez que tuvimos información oficial sobre lo ocurrido e inmediatamente convocamos de urgencia a la Asociación de Promotores y se les exigió toda la información y toda la documentación que tuviesen", ha concluido.

Seguridad de las gradas

Los promotores de los conciertos de Viveros, algunos integrados en la asociación, han ratificado la seguridad de las gradas del recinto de espectáculos y han asegurado que la estructura cuenta con el correspondiente certificado final de instalaciones eventuales para "tranquilidad de los asistentes a las próximas actuaciones".

En un comunicado, han explicado que el diseño y configuración del graderío fue supervisado por profesionales especialistas que ofrecen "las máximas garantías de seguridad para trabajadores y en prevención de riesgos laborales" y las instalaciones pasaron la supervisión de emergencia del Ayuntamiento.

Han apuntado que el festival cuenta con el pertinente plan de autoprotección y el informe de la unidad de Prevención y Protección Civil de Bomberos.

Han expresado sus condolencias a la familia del trabajador fallecido y han asegurado que se está realizando una investigación y recopilando datos sobre las circunstancias del accidente.

El portavoz del grupo municipal popular, Eusebio Monzó, ha denunciado el "apagón informativo" del consistorio y dice desconocer si se produjo por "la mala relación entre la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, y Pere Fuset o a que alguien decidió que no se conocieran los hechos hasta casi pasada una semana".

Para Monzó, las explicaciones de Fuset son "insuficientes porque deja muchas incógnitas sin resolver": si la Asociación de Promotores tenía autorización para ocupar la vía, si el montaje de la grada estaba incluido dentro del plan de seguridad, si necesitaba revisión de la Policía Autonómica o las inspecciones de bomberos.

Ha explicado que sin la resolución de autorización de ocupación del espacio público, la Asociación no podía haber iniciado el montaje de la grada, "lo que sería muy grave", según un comunicado.

Por todo ello, ha exigido que el alcalde, Joan Ribó, "haga una comparecencia pública para dar la información completa sobre lo sucedido y que muestre, si es que existe, la resolución del expediente por la que el Ayuntamiento autoriza la ocupación del espacio público y el montaje"