Los exportadores valencianos llevan un año sin cobrar sus ventas a Cuba

A. C. | VALENCIA
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las empresas valencianas sufren un retraso en el cobro de sus exportaciones a Cuba que ya alcanza un año. Ante esta situación, que también se ha producido en compañías del resto de España, la Cámara de Comercio de Valencia ha instado al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) la creación de una línea especial de crédito que cubra las operaciones comerciales pendientes de recibir en transferencia, similar a la que se ha solicitado al ICO a nivel nacional.

La isla centroamericana se sitúa en el trigésimo cuarto lugar de los destinos de las exportaciones valencianas, con un volumen de negocio creciente, que en el año 2008 superó los 77,6 millones de euros, de acuerdo con fuentes del Instituto de Comercio Exterior (ICEX).

En los últimos cuatro años prácticamente se ha multiplicado el montante económico de las ventas dirigidas a Cuba, que se han topado ahora con el problema de la falta de pago.

Esta circunstancia la está sufriendo con especial virulencia el sector de máquinas y aparatos mecánicos, que acapara el grueso de las exportaciones valencianas al país americano, con veintitrés millones de euros facturados a lo largo del pasado ejercicio, según los datos facilitados a este periódico por el ICEX.

Los fabricantes de aparatos y material eléctrico, con 7,4 millones; las manufacturas de plástico (5,6 millones); pinturas (5,1 millones) y calzado (4,7 millones), también forman parte de la lista de damnificados por la morosidad cubana,

Un total de treinta sectores productivos valencianos destinan parte de su facturación internacional a clientes cubanos. La Comunidad Valenciana, además, es la cuarta autonomía española con mayor volumen de exportaciones dirigidas a dicho país, con el 9,9% del montante vendido durante el pasado ejercicio.

En todo caso, la Cámara de Comercio de Valencia no dispone del dato exacto de la deuda. No obstante, la Comisión de Internacionalización de la institución que preside Arturo Virosque ha trasladado al IVF esta propuesta, que argumenta con la existencia de retrasos de hasta un año en la percepción de las transferencias por los cobros de las exportaciones efectuadas por empresas de la Comunidad a empresas de Cuba, según un dictamen de esta comisión que se trasladó al comité ejecutivo y el pleno de la Cámara.

De hecho, esas empresas cubanas han liquidado las operaciones comerciales a los bancos encargados de efectuar las transacciones al exterior, pero la banca cubana todavía tiene pendientes de resolución operaciones abonadas en Cuba en 2008.

La Comisión indica que, a pesar de las gestiones realizadas con la representación española en Cuba y las autoridades locales, «el problema continúa sin signos de resolución». Además de los perjuicio económicos que crea en las empresas afectadas, el hecho de que se produzcan esos retrasos «genera incertidumbres a la hora de abordar nuevos proyectos con Cuba», añade.