Rubén Martínez Dalmau, en una imagen de archivo
Rubén Martínez Dalmau, en una imagen de archivo - ABC
Política

Podemos quiere para Valencia al creador de la fundación que trabajó para Hugo Chávez

Martínez Dalmau fue uno de los impulsores de CEPS y se convertirá en cabeza de lista a la Generalitat si no hay sorpresas

VALENCIAActualizado:

Si no existen sorpresas, el proceso de primarias en el que se encuentra inmerso Podemos en la Comunidad Valenciana finalizará con la elección de Rubén Martínez Dalmau como cabeza de lista a la Generalitat. El plazo para registrar candidaturas finaliza este jueves y, aunque otras dos personas competirán contra él por este puesto, lo más probable es que salga victorioso debido al acuerdo para una lista unitaria alcanzado por varios sectores del partido, evitando así un crudo enfrentamiento.

Dalmau no es un desconocido y siempre ha sido tenido en cuenta por parte de los actuales dirigentes de la formación morada en la Comunidad. Hace más de un año fue propuesto como consejero del Consell Jurídic Consultiu, aunque el retraso en la renovación por la falta de acuerdo entre los grupos provocaba su renuncia a cubrir el hueco al tener otros compromisos profesionales.

Diputado por Alicante en la fugaz legislatura tras las elecciones de 2015, formó parte de la lista de los siguientes comicios generales dentro de la coalición Compromís-Podemos pero en puestos más bajos.

Cuenta con un amplio currículum. Doctor en Derecho Constitucional en la Universidad de Valencia (donde es profesor) y licenciado en Ciencias Políticas, fue uno de los creadores en 1993 del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), asentado en Valencia y que años más tarde se convertiría en fundación. Una entidad que se considera el germen de Podemos y se caracterizó desde un inicio por las colaboraciones con países de América Latina.

El proyecto, como publicó ABC en su momento, recibió del Gobierno de Venezuela siete millones de euros entre los años 2007 y 2011 para promover en España políticas y movimientos afines al chavismo. Además, hasta dos tercios de sus ingresos entre 2004 y 2013 provenían de este régimen. En 2016 la fundación echó el cierre.

Dalmau ha sido asesor de los procesos constituyentes de Venezuela (1999), Bolivia (2006-2007) y Ecuador (2008). Y aunque reconocida es su colaboración y afinidad con Hugo Chávez, sus críticas contra Nicolás Maduro son sonoras en redes sociales y en artículos de opinión. Bajo su punto de vista, «afirmar que en Venezuela hay democracia es desconocer las verdaderas condiciones en las que vive el pueblo venezolano desde la llegada del madurismo». Una respuesta a una senadora de su propio partido que defendió el régimen.