Nueve restaurantes de Barcelona se han adherido a la campaña
Nueve restaurantes de Barcelona se han adherido a la campaña - EFE
RESTAURANTES

Adiós a la vergüenza de pedir las sobras de la comida

Arranca una campaña en Cataluña para que restaurantes den una bolsa a los clientes para llevarse la comida sobrante

BARCELONAActualizado:

Un paso más para acabar con el malbaratamiento de comida. Un grupo de entidades catalanas ha arrancado esta semana la campaña "Remenja'mmm" ("Recómeme"), a la que se han adherido de momento nueve restaurantes de Barcelona, que repartirán bolsas de papel entre los comensales para que se puedan llevar la comida sobrante y reducir el despilfarro alimentario.

La campaña, que también pretende sensibilizar a los usuarios y a la industria de la restauración y hostelería, ha sido organizada conjuntamente por las entidades Nutrición Sin Fronteras, la Fundación Prevención de Residuos y Consumo (Rezero), Banco de Recursos y el grupo GSR de producciones de gastronomía, para recuperar el excedente que se genera por parte de los comensales.

Se estima que en Cataluña cada día se tiran 720.000 kilos de comida a la basura, y de las 262.471 toneladas que se despilfarran anualmente, un 16 % proviene del sector de la restauración.

La coordinadora de Rezero, Marta Beltran, ha explicado que su misión es ofrecer a los restaurantes "una solución práctica para el excedente", la bolsa "doggy bag", para que los clientes puedan llevarse a casa la comida que no se han podido terminar en los restaurantes, y así normalizar esta práctica, que ya es común en otros países.

Visibilizar el despilfarro

Otros propósitos de las entidades son hacer visible la problemática del despilfarro, compartir las oportunidades de prevención, difundir buenas prácticas e implicar a las administraciones públicas y a los sectores involucrados.

La coordinadora de la Fundación Banco de Recursos, Mariona Ortiz, ha explicado que adherirse a la iniciativa es gratuito y, tras hacerlo, los restaurantes recibirán las bolsas, un adhesivo acreditativo y material gráfico digital, con algunas recomendaciones para reducir el despilfarro. La campaña está dirigida a todo tipo de restaurantes, y de momento se han unido nueve, entre ellos Semproniana, de la cocinera Ada Parellada, que ha asistido a la presentación.

Parellada ha comentado que hace tiempo que está "indignada con el despilfarro", y ha denunciado que algunos restauradores "tienen el inmenso morro" de no sólo no facilitar la reutilización de la comida sobrante sino de "criminalizarla".

En la misma línea, la Directora del Área de Prevención y Fomento del Reciclaje de la Agencia de Residuos de Cataluña, Pilar Chiva Rodríguez, ha resaltado que "despilfarrar recursos es inaceptable" y en el caso de los alimentos se añade "un componente moral o ético", porque hay "gente pasando hambre".

También ha añadido que desde el Govern se han establecido el objetivo "prioritario" de reducir el despilfarro en un 50 % en 2020. Por su parte, la Regidora de Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Barcelona, Montserrat Ballarín, ha expresado el compromiso del gobierno municipal en hacer difusión y dar visibilidad a la campaña, de la que ha alabado el tono "positivo, no catastrofista ni moralista".