Pisarello, número dos en el Ayuntamiento, y Colau, recientemente en el Ayuntamiento - ORIOL CAMPUZANO

Tercera reprobación en meses a Colau, ahora por la gestión de seguridad de Barcelona

La oposición clama contra el gobierno municipal por el «deterioro» de la capital catalana, tras los últimos incidentes con los «narcopisos» o el «top manta»

BarcelonaActualizado:

Tercera reprobación en poco tiempo a Ada Colau y, de nuevo, cargada de tensión. La comisión extraordinaria de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, convocada de urgencia tras el último episodio de degradación de la ciudad por la agresión de un grupo de manteros a un turista americano, ha reprobado esta mañana Ada Colau.

La de hoy es la tercera reprobación a la alcaldesa, después de las recientes, apoyadas también por mayoría, por su pésima gestión de los narcopisos en Ciutat Vella y por los recortes en los presupuestos municipales. Esta mañana, la oposición le ha exigido además su dimisión como responsable de seguridad, un cargo que la alcaldesa decidió asumir a su llegada a la alcaldía.

La medida había sido forzada por los grupos del PDECat, Cs, ERC y PSC por el "deterioro" de Barcelona tras los últimos incidentes con los narcopisos y con el 'top manta' y ha contado también con los votos del PP. Por el contrario, la CUP no ha acudido a la cita, porque ve la reprobación como un acto de precampaña electoral y con los mismos argumentos BComú se ha escudado en criticar este movimiento de la oposición.

"Barcelona está yendo hacia donde ustedes la quieren llevar: una Barcelona degradada, con problemas, donde las personas vulnerables no tengan respuesta", ha espetado al gobierno municipal el edil del PDECat, Raimon Blasi, que ha denunciado "la ineficiencia, la poca habilidad, nula, para gestionar, gobernar y liderar" de Colau y que hace falta menos palabras y más hechos.

Por su parte, la líder de Cs en el Ayuntamiento, Carina Mejías, ha lamentado que "Barcelona vive una crisis de convivencia y seguridad mientras Colau se esconde cuando la ciudad más la necesita". "Su gobierno está acabado, no tiene ideas ni alternativas mientras abandona Barcelona a su suerte", ha espetado.

Además, Alfred Bosch, concejal de ERC y alcaldable en las próximas elecciones, ha comentado que el problema no es que la alcaldesa esté ahora de vacaciones mientras sigue la crisis de seguridad en la ciudad, sino que antes de hacerlas no hizo nada ni asumió su responsabilidad al respecto. "El abandono de la seguridad pública es una de las cosas más peligrosas que le pueden pasar a la ciudad", ha sentenciado, al tiempo que ha dicho que Barcelona puede acabar convirtiéndose en una "narcocapital".

El PSC, por su parte, ha presentado un plan de choque integral con una batería de 57 medidas urgentes para recuperar la normalidad en la ciudad, ante la "incapacidad" de los comuns. "Barcelona está desbordada y con un gobierno que ha perdido el control de la situación. Si al gobierno Colau se le han acabado las ideas, las pondremos nosotros sobre la mesa", ha defendido la concejal Montserrat Ballarín.

El PP también ha exigido con su voto a favor un cambio de rumbo en estas políticas de seguridad. "El PP fue el primero en pedir el autocese de Colau como responsable de seguridad", ha recordado este mediodía Alberto Fernández, su líder. Durante su intervención, ha exigido un incremento de efectivos de la Guardia Urbana.

«Una escenificación»

Por parte del Ayuntamiento, la edil Laia Ortiz, que esta semana es la alcaldesa accidental, ha respondido a las acusaciones defendiendo que el gobierno municipal "trabaja para la convivencia, y me gustaría pensar que la oposición tamién". Sin embargo, ha lamentado, como el gobierno ya lleva días diciendo, que "esto es un todos contra la alcaldesa".

Además, la CUP de Barcelona no ha acudido a la comisión extraordinaria y en un comunicado ha considerado que el acto de hoy es "una escenificación, un acto de precampaña electoral que no tiene ninguna intención de incidir en las condiciones de vida de los vecinos".