La mitad de los menores muertos en piscinas fallecieron en las horas de la tarde

Según la «Campaña eguridad infantil en la piscina», un menor puede ahogarse con solo 20 centímetros de agua

BARCELONAActualizado:

Cataluña y la Comunidad Valenciana registraron encabezan el ranking de menores muertos en espacios acuáticos en 2017, cuando ambas comunidades autónomas registraron siete menores ahogados, seguidas de los seis casos que se dieron en Andalucía, según datos de la VIII Campaña Seguridad Infantil en la piscina.

El año pasado se dieron en el Estado 542 muertes en espacios acuáticos, entre los que hay 32 menores (27 niños y 5 niñas), y el 53% de los casos se dieron en piscinas, el 15% en playas, y el 32% restante fueron ahogamientos en varias localizaciones, como puertos, ríos y embalses, ha explicado en un comunicado este viernes la campaña.

Hasta el 58% de las muertes sucedidas en piscinas fueron debidas a un descuido en la vigilancia, ha determinado el informe, que ha detectado quelas horas de la tarde (de 16.00 a 19.00 horas) concentraron la mitad de los fallecimientosde menores en espacios acuáticos.

La franja de edad que concentró más muertes fue la de cero a cuatro años (15 muertes), seguida por la preadolescente, de 10 a 14 años (nueve muertes) según el estudio, realizado por Abrisud, la Escuela Segoviana de Socorrismo (ESS), la Asociación Española de Técnicos en Socorrismo Acuátitico (Aetsas) y la Universidad de Cantabria.

En Cataluña, Tarragona concentró tres muertes de menores, mientras que dos se dieron en Barcelona y otras dos en Girona, mientras que en 2018 se han contabilizado en España cinco muertes en espacios acuáticos en los primeros cinco meses del año. En concreto, este año han muerto cinco niños de entre 11 y 17 años en Cádiz, Córdoba, Sevilla, Castellón y Las Palmas, y se han dado en una playa, un salto de agua, un pantano, un río y una playa, respectivamente.

La campaña ha recordado que un menor puede ahogarse con solo 20 centímetros de agua, en menos de dos minutos, por lo que se recomienda que un adulto acompañe siempre en el baño, usar chalecos flotadores homologados, y ducharse antes de bañarse y entrar poco a poco en el agua, evitando escalofríos.