Sergi Pàmies, fotografiado antes de la entrevista
Sergi Pàmies, fotografiado antes de la entrevista - Inés Baucells

Sergi Pàmies: «En el ‘procés’ hay mucha ficción»

El escritor reúne trece relatos de desamor y paternidad en «L’art de portar gavardina»

BarcelonaActualizado:

Sergi Pàmies (París, 1960) escribe cuatro crónicas semanales… y trece cuentos en cinco años. En este lento destilado narrativo -reunido en «L’art de portar gavardina» (Quaderns Crema)- está lo que no puede escribir en el periódico: «Mis cuentos son mi intimidad, sin limitaciones de espacio», advierte.

Intimidad autocrítica al modo de «Contra Jaime Gil de Biedma», o un autorretrato de Rembrandt: «Para que adquiera sentido, el autorretrato no debe ser complaciente». Pàmies se nos presenta como un hombre aburrido: «Soy tan aburrido que, gracias al oficio de escritor, me he montado toda una teoría sobre la grandeza del hombre gris. Pero es una patraña; decir que tienes una rica vida interior es el eufemismo de que eres un tío aburrido».

Los últimos cinco años del escritor están asociados al aprendizaje de la soledad. Su ruptura conyugal inspira un hipotético congreso de separados del que aprovecha la faceta más reparadora; la muerte de los padres implica la responsabilidad de «administrar» una memoria que bascula entre lo público y lo privado: «No te puedes quedar en el ‘son mis padres y ya está’; después de relatar su agonía y su muerte has de gestionar su recuerdo, una responsabilidad que no es castradora, sino constructiva», subraya.

El hijo de Gregorio López Raimundo y Teresa Pàmies -figuras históricas del PSUC- los convoca en sendas «nadales» y el relato «No sóc ningú per donar-te consells» del que surgió el título del libro. Pàmies fantasea con la posibilidad de ser hijo de Jorge Semprún: «Es una herejía familiar. Mi padre fue la última persona que intentó convencer a Semprún cuando este fue expulsado del PCE junto a Claudín… Semprún era amigo de mi madre y en su ‘Autobiografía de Federico Sánchez’ fue durísimo con mi padre, que representaba la línea oficial del Partido…» La conclusión: «Nunca sabré llevar gabardina con la ligereza y elegancia de mi padre, de Jorge Semprún y de todos los hombres que le gustaban a mi madre».

Irónico autor de «La gran novel·la sobre Barcelona», Pàmies cree que es pronto para una «gran novela» del «procés» independentista, aunque reconoce que «la ficción es el motor del idealismo y en el ‘procés’ hay mucha ficción».