Torra llamó in extremis a la alcaldesa de su pueblo para que forzara un pacto entre fuerzas independentistas
Torra llamó in extremis a la alcaldesa de su pueblo para que forzara un pacto entre fuerzas independentistas - EFE

La presión de Torra fuerza un gobierno independentista en su pueblo

La alcaldesa de JpC se desdijo de un acuerdo con el PSC, por otro con ERC tras recibir el sábado una llamada del «president»

BarcelonaActualizado:

El Ayuntamiento de Santa Coloma de Farners (Gerona) estará gobernado por un pacto entre JpC y ERC -que se repartirán la Alcaldía dos años cada uno- y no por un pacto entre JpC y el PSC, como se había cerrado inicialmente entre estas dos formaciones.

En declaraciones a los medios tras el pleno de constitución del consistorio, que acabó la noche de este sábado tras haberse suspendido la sesión de la mañana, la alcaldesa Susagna Riera (JPCat) ha admitido que cambió la política de pactos tras una llamada del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que es de este municipio.

«El señor Torra se ve que cuando fue informado de este pacto (entre JpC, el PSC y un grupo independiente) no le gustó y se ha puesto en contacto con las fuerzas políticas de Santa Coloma para que pactásemos solo fuerzas independentistas», ha explicado la propia Riera.

La sesión tuvo que ser suspendida

Así, la alcaldesa llegó al pleno el sábado por la mañana con la intención de ser alcaldesa con el voto de los socialistas, pero la sesión tuvo que ser suspendida por la controversia que se generó, una sesión muy seguida por los vecinos, entre los que había familiares del expresidente.

Torra se ha mostrado partidario en varias ocasiones, la última vez el jueves desde el pleno del Parlament, de que se priorizaran en los ayuntamientos los pactos entre partidos independentistas, por lo que el pacto entre JxCat y el PSC hubiera supuesto una desautorización en su propio municipio, informa Efe.

«Mucho malestar»

El candidato de ERC en Santa Coloma de Farners y ganador de las elecciones locales, Joan Martí, ha celebrado el acuerdo final con JpCat, asegurando que el pacto inicial de este partido con el PSC había generado «mucho malestar» en el pueblo, y no se entendía teniendo en cuenta que era factible una mayoría independentista.

La candidata del PSC, Bea Ventura, ha lamentado que JpC se haya desmarcado del pacto inicial, y ha ironizado sobre qué es más un «pacto de la vergüenza», si llegar a acuerdos con los socialistas, o deshacer pactos que ya se había cerrado por presiones externas.